VÍDEO | El 7 de enero de 1952 nació una de las actrices y cantantes más populares de Argentina, Valeria Lynch

Valeria Lynch nació el 7 de enero de 1952 en el barrio de Villa Ortúzar, Buenos Aires, Argentina. Es la primera hija del matrimonio de María Antonia Spano (Tony) y de José Julio Lancelotti. Desde muy pequeña demostró su afición por el canto y el baile; y a los 14 años mientras estudiaba en el Colegio Comercial Donato Álvarez del barrio de La Paternal, definió su vocación y empezó a estudiar canto con Clara Calvo, y arte dramático con Dante Gilardoni.

En 1969 debutó en la La Botica del Ángel de Eduardo Bergara Leumann con tan solo 17 años de edad interpretando «Cuando un amigo se va». La primera gran intervención de Lynch se dio de la mano del productor Alejandro Romay en la adaptación argentina del musical Hair, realizada en el Teatro Argentino en 1971 donde demostró sus dotes poniéndole voz a la canción «Acuario, deja entrar el sol» (Aquarius–Let The Sunshine In). Fue Romay quien descubrió su talento y le sugirió usar un seudónimo artístico. El nombre «Valeria» surgió de un personaje que interpretaba la actriz argentina Dora Baret en la telenovela Los hermanos, que Valeria veía con su madre cuando era pequeña, y el apellido «Lynch», lo eligió al azar de la guía telefónica, el productor de Canal 9, Jorge Torres. Otra anécdota de Alejandro Romay, es que le sugirió a Valeria operarse la nariz, lo que hizo a los 19 años y reiteró en 1984 con el Dr. Juan Carlos Elías.

Valeria Lynch se inició formalmente en los años setenta cantando jingles publicitarios y rock underground en inglés con el grupo Expression. También integró el programa televisivo Tribu SRL, con el que grabó dos canciones para el álbum del programa, «Soy una mujer» y «No te desanimes»; así como dos versiones distintas de la canción «Tribu S.R.L.» con el resto del grupo, en el año 1975.

En 1976 se unió con su representante, Héctor Cavallero (ex compañero de Susana Giménez), quien la había descubierto por 1974 en los clubes underground de Buenos Aires, cuando Lynch era cantante de rock. La anécdota cuenta que Cavallero la vio cantar y quedó tan fascinado que la esperó en los camerinos y le ofreció representarla y lanzar su carrera como cantante romántica. La pareja tuvo dos hijos, Federico (nacido en 1979) y Santiago Cavallero (nacido en 1986). Después de dieciocho años de convivencia, se separaron en 1995.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *