Vacunas desechadas en Olavarría: Investigan si se trató de un atentado

Tras hacerse una denuncia penal, el fiscal general de Azul inició una investigación para conocer qué pasó con las 400 dosis de la vacuna Sputnik V que debieron ser descartadas por cortarse la cadena de frío.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, anunció este lunes que «hay una denuncia penal para investigar la cadena de responsabilidades» del episodio que hizo que debieran descartarse 400 dosis de la vacuna Sputnik V tras cortarse la cadena de frío.

El fiscal general del departamento judicial de Azul, Marcelo Sobrino, habló con Radio 10, y dijo que hasta el momento «lo que se sabe es que el freezer estaba en una graduación que no correspondía para la conservación de las vacunas».

Sobrino aseguró que investigan si «fue una situación mecánica o un atentado para que ocurriera apropósito o fue un problema de electricidad lo estamos investigando» y adelantó que se están buscando ingenieros para que en las próximas horas se realizarán pericias especificas para avanzar en la causa.

Desde el área de salud, encargada de monitorear la cadena de frío, alertaron que «desde las 2.50 de la madrugada (del lunes) no funcionaba la cámara de seguridad que enfoca el frezzer» donde se encontraban las dosis y sugirieron que «hubo movimientos extraños».

El municipio recibió la semana pasada 450 dosis de la Sputnik V, de las cuales 50 fueron aplicadas el pasado miércoles mientras que el resto se depositó en un freezer. Al respecto, el intendente dijo que «pudo haber sido cualquier cosa. Hay un montón de hipótesis. Hay que ver si la instalación eléctrica soportaba».

«Se habla de sabotaje, de falla técnica, de sobrecarga de la red eléctrica. Esperemos que se sepa y que realmente haya sido una falla técnica y se descarte todo lo otro», afirmó Galli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *