Vacuna rusa | La Justicia no descarta un atentado por la pérdida de la cadena de frío de 400 dosis de Sputnik V

Tratan de determinar quiénes entraron el fin de semana al hospital donde se produjeron las irregularidades.

La pérdida de frío de 400 vacunas rusas Sputnik V en Olavarría que tuvieron que descartarse podría haber sido intencional, ya que el fiscal General de Azul Marcelo Sobrino expresó en TN que una de las hipótesis que maneja la Justicia es si se trató de un atentado. Dijo además que los investigadores tratan de determinar quiénes entraron el fin de semana al Hospital de Oncología “Luciano Alfredo Fortabat”, donde se inutilizaron las dosis.

El lunes por la mañana detectaron en el centro de salud que la graduación del freezer estaba en 26°, cuando las vacunas deben permanecer a una temperatura de entre -18° y -40°. Por la pérdida de la cadena de frío tuvieron que descartar 400 dosis y suspender la campaña de inmunización en Olavarría a profesionales de la salud.

El fiscal sostuvo que en la investigación “hay dos posibilidades, que se trate de un tema técnico, por una falla eléctrica en el freezer, o un atentado”. Manifestó que por el momento no se puede “apresurar por ninguna de las dos” y que deben determinar a través de las cámaras de seguridad “quiénes ingresaron el fin de semana” al centro de salud.

Explicó que si determina que fue un atentado la causa “podría pasar a la justicia federal”. Mencionó el artículo 205 del Código Penal, que sanciona con prisión de seis meses a dos años al que “violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

La fiscal de la causa Viviana Beytía explicó que las vacunas estaban guardadas en un espacio de dimensiones reducidas y que hay cámaras que registran tanto el acceso a este lugar como los freezers que están allí, donde estaban almacenadas las inmunizaciones.

Dijo que estos dispositivos funcionan y graban las imágenes y que pidió la preservación de este material desde el 2 al 4 de enero, fecha en que se realizó la denuncia. A partir de estas grabaciones los investigadores tratarán de determinar quién o quiénes pueden haber estado implicados en las irregularidades.

“Me cuesta pensar en un sabotaje”, dijo el intendente de Olavarría

El jefe comunal de Olavarría Ezequiel Galli dijo en TN que le “cuesta pensar en un sabotaje” por la pérdida de frío de las vacunas, que quedaron inutilizadas. Sostuvo que le resulta “difícil pensar que alguien lo haya hecho”, que eso sería “demencial” y que cree que puede haber habido una falla con el sistema eléctrico que afectó los freezers.

Manifestó que pusieron a disposición centros municipales para el suministro de las dosis al personal de salud pero que Nación y provincia de Buenos Aires decidieron que la campaña fuera en el Hospital bonaerense. Afirmó que se derivaron a otras comunas a quienes se habían anotado para ser vacunados en Olavarría y que no pudieron hacerlo por la pérdida de la cadena de frío de las dosis.

 

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *