Se anuló el juicio del expediente contra Milagro Sala

Lo decidió el Tribunal en lo Criminal basándose en la salud de uno de los imputados, y remitió el caso al Tribunal Superior de Justicia de Jujuy, para que evalúe qué jueces intervendrán en el nuevo juicio.

Por unanimidad, el Tribunal en lo Criminal N° 3 de Jujuy anuló el juicio por la supuesta sustracción y destrucción de un expediente que se seguía contra la dirigente social Milagro Sala, el abogado Alberto Bellido y el empleado judicial Marcos Romero.

La presidenta del Tribunal, Margarita Nallar, informó que la decisión se tomó atendiendo al delicado estado de la salud de Bellido, ex abogado de la organización Tupac Amaru, que le impide seguir en el proceso, según certificaron médicos de parte y del Poder Judicial de Jujuy.

La anulación de este proceso, accidentado desde su inicio, el 18 de agosto último, fue pedida por el propio fiscal Diego Funes.

El fiscal también pidió que este mismo tribunal entienda en el nuevo juicio que debería realizarse, aduciendo que no se avanzó con la incorporación de prueba. La defensa de Milagro Sala, a cargo del abogado Ariel Ruarte, estuvo de acuerdo con la anulación del juicio, pero consideró que deben intervenir otros jueces y además planteó la nulidad de todo el trámite, desde el inicio de esta causa.

Luego de un cuarto intermedio, Nallar informó la decisión de anular el proceso. Y dispuso elevar la causa al Superior Tribunal de Justicia para que determine el Tribunal en lo Criminal que deberá continuar en el proceso.

Esta causa data de 2009 y en ese entonces la dirigenta social no estaba imputada. Luego de tres años sin avances, este trámtie se cerró en 2012 con el dictado de un sobreseimiento definitivo, por prescripción de la acción penal. Sin embargo, en 2017 se reabrió por un testimonio del ex dirigente de la Tupac Amaru Alejandro Mansilla, ante el juez Pablo Pullén Llermanos, y ahora sí se acusó a Milagro Sala, a quien el nuevo testigo responsabilizó por la sustracción del expediente.

Denuncias de extorsión y dilaciones

El juicio oral que venía desarrollándose desde agosto último cayó por varias irregularidades que las defensas venían planteando en el proceso judicial. A eso se sumó el deterioro de la salud de Bellido, que en algún aspecto hasta podría ser atribuible al proceso, porque se descompensó después de denunciar un intento de extorsión. En este juicio ahora nulo se celebraron nueve audiencias, pero algunas se abrieron solo para ser suspendidas por problemas de salud de distintos participantes del debate.

Ayer, al iniciar la última audiencia, la jueza Nallar dispuso que se leyera un parte de médicos del Poder Judicial que el pasado 13 de octubre informaron que Bellido solo puede asistir a las audiencias virtualmente, sin interactuar, ni preguntar, ni puede ser sometido a un careo. Y debe permanecer por 30 días sin ser sometido a situaciones de estrés.

Luego de escuchar este informe, el fiscal Funes solicitó que se declare nulo el debate. Además, pidió que se mantengan los integrantes del tribunal, las juezas Margarita Nallar y Carolina Pérez Rojas y el juez Mario Puig, para intervenir en el nuevo juicio que se realizará en esta causa. El fiscal pidió también que se fije fecha después del 13 de noviembre para el nuevo proceso oral.

El abogado Juan Cabezas, defensor de Bellido, destacó que el informe médico deja en claro que el abogado acusado no está en condiciones de salud para participar del proceso, y señaló que esto es perjudicial para él, porque cuando fue imputado “solicitó declarar, carearse con un testigo. De manera que también iba a ejercer su defensa personal con carácter activo”. Recordó que por eso venían pidiendo que “se lo separe” de este juicio. De hecho, este pedido dio lugar a un sainete de idas y venidas, en las que le Tribunal empezó aceptando el pedido de que el abogado fuera apartado del proceso pero luego, al escuchar la oposición del fiscal y de la defensa de Milagro Sala, dio marcha atrás y lo volvió a incorporar al proceso. Y como no estaba en condiciones de participar del juicio, se fueron suspendiendo audiencias, una tras otra.

Por su lado, la defensa de Romero, a cargo del abogado Marcelo Elías, adhirió al pedido del fiscal Funes pero parcialmente, ya que consideró necesario fortalecer el planteo de nulidad priorizando el principio de continuidad e insubsistencia de la acción penal, y por el tiempo transcurrido.

También el abogado Ariel Ruarte, defensor de Milagro Sala, adhirió al pedido del fiscal, aunque sostuvo que deben ser otros los integrantes del tribunal para garantizar la objetividad en el proceso. También solicitó acceder al expediente, lo que a la fecha no se le permitió.
Un proceso nulo

“Creo que es un paso importante”, sostuvo Elías ni bien se levantó la audiencia. Agregó que se debe “priorizar la salud del colega el doctor Bellido, ese fue el primer objetivo”.

Recordó asimismo que ya había planteado la nulidad con «otros fundamentos», algunos de los cuales replicó en la audiencia de este martes. «Insistí que la nulidad debe ser de todo el proceso penal desde el momento que nace con la instrucción. El proceso debe ser tomado en totum, no debe ser parcializado», afirmó.

Adelantó que en estos días analizarán si se presentan un recurso de casación contra la sentencia. «Solicité que la nulidad no sea a partir del plenario, sino desde el inicio de la investigación penal o bien, en términos viejos, vetustos, de la denuncia de la instrucción». El abogado recordó que este proceso se viene desarrollando «con el código penal inquisitivo viejísimo», y agregó que estudiarán «técnicamente tenemos más argumentos para casar la sentencia y tocar la puerta a la Cámara de Casación y decir por qué creemos que la nulidad debe declararse a partir de la instrucción del proceso penal que nace en el 2009”.

En tanto, el abogado Julián Martín Palmieri, codefensor de Bellido, también consideró “una buena noticia que haya una resolución final de esta situación”. Y recordó que es lo que venían planteando “desde hace tiempo. Principalmente por la salud del doctor Alberto Bellido, que padece un cuadro grave y por el proceso de este juicio no podía continuar de ninguna forma”.

Por su parte, Cabezas calculó que el nuevo juicio podría realizarse recién el año que viene, teniendo en cuenta los tiempos para que haya una resolución de los recursos por parte del Superior Tribunal de Justicia jujeño.

El 18 de agosto, en la primera audiencia de este proceso ahora declarado nulo, el testigo Jorge Ruiz, que había sido propuesto por la fiscalía, hizo tambalear aún más la ya endeble estructura de este trámite judicial. El testigo contó que fue extorsionado y hostigado por el jefe de los fiscales, Sergio Lello Sánchez, para que declarara en contra de Bellido. Cabezas explicó que “el testimonio de Ruiz ha caído como nulo en esta misma resolución y habrá que ver qué pasará”.

Por otro lado, en ocho audiencias, casi todas fallidas, no se pudo escuchar la declaración del considerado testigo clave, Alejandro Mansilla, quien está procesado y estuvo detenido acusado de haber secuestrado, torturado y abusado sexualmente, mediante empalamiento, a dos jóvenes.

En 2017 Mansilla fue liberado y comenzó a trabajar para el gobierno provincial, y acusó a Milagro Sala por la destrucción del expediente. Además, es testigo clave en otras causas contra la dirigenta social.

Mansilla había declarado que Sala instigó a Bellido a sobornar a un empleado del juzgado para que le facilitara el expediente, en el que estaba acusado, para poder destruirlo. Mansilla dice haber presenciado el momento en el se quemó el expediente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *