PRODUCCIÓN REFUERZA ACOMPAÑAMIENTO TÉCNICO A AGRICULTORES FAMILIARES

Emprendimientos productivos del área Metropolitana del Gran Resistencia recibieron esta semana asesoramiento, acompañamiento y seguimiento técnico al igual que un aporte de semillas de calidad y otros elementos útiles para la agricultura familiar.
El gobierno provincial continúa con la asistencia técnica a productores vinculados a la agricultura familiar a través de distintos mecanismos que les permita incrementar sus niveles de cosecha, mejorar la calidad de sus alimentos y abrir futuros canales de comercialización. El acompañamiento que brinda el Ministerio de Producción, Industria y Empleo se centra en el aporte de semillas de calidad, asesoramiento técnico específico y orientación en distintas materias.
Esta última semana, tres emprendimientos que funcionan en el área Metropolitana del Gran Resistencia recibieron a un grupo de técnicas de la de la Dirección de Producción Agrícola de la cartera industrial-productiva. Se trata de huertas orgánicas ubicadas en Resistencia, en la zona del barrio La Rubita, y en Barranqueras, cuyos encargados fueron asesorados por las ingenieras agrónomas del ministerio Patricia Sosa y Angélica Kees, especialistas en el tema.
Los emprendimientos productivos recibieron asesoramiento, acompañamiento y seguimiento técnico al igual que un aporte de semillas de calidad y otros elementos útiles para la agricultura. También la colaboración de la cooperativista Kelly Bugliolo, quien donó equipamiento de media-sombra para la elaboración de techos para la producción de verduras que requieren de cuidados climáticos intensivos.
Las huertas fueron pensadas y son impulsadas por las familias quienes obtienen alimentos frescos, saludables y de calidad para consumo propio y con perspectivas de comercialización externa. “Estas familias entendieron la necesidad de producir sus propios alimentos a través de una huerta orgánica, que puede estar ubicada en terrenos propios con mayores dimensiones”, aseguraron las técnicas de Producción, quienes resaltaron las virtudes de obtener estos productos orgánicos, cuidando la salud de todos los integrantes de las familias involucradas.
Los Gobiernos nacional y provincial vienen trabajando en forma conjunta en una serie de herramientas que apuntan a la promoción de la agricultura familiar, una actividad que crece y se desarrolla en distintos rincones del Chaco y del resto del país.
A través de capacitaciones y un exhaustivo trabajo en terreno, los equipos técnicos incentivan acerca de cada una de las ventajas que implica avanzar con una huerta orgánica, dentro de un proyecto que tiene como eje central a la agricultura familiar.
Este marco de acciones también involucra a los técnicos del Inta, abriendo un abanico de temas donde aparece el segmento de la comercialización de los productos obtenidos con una huerta familiar.
En estas capacitaciones, los técnicos se interiorizan sobre todas las problemáticas del sector, buscando siempre las mejores alternativas para avanzar y concretar el emprendimiento productivo que fue proyectado.
Durante los últimos 15 años, de acuerdo a lo que muestran las estadísticas, la agricultura familiar nunca dejó de producir y de tener esa intención de abastecer a mercados locales, siendo las ferias francas los mecanismos más utilizados para que todo lo producido pueda llegar a todos los sectores sociales, pero con una mirada especial hacia los más vulnerables.
Actualmente, tanto la administración central como la provincial, se hallan al frente de mecanismos de verificación, monitoreo y formación de precios justos, tanto para el productor como para los consumidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *