Por pedido de Axel Kicillof, Sergio Berni se queda en el Frente de Todos y ya piensa en su candidatura 2023

Previo a las elecciones, se especulaba con su salida del oficialismo por sus diferencias con Alberto Fernández y Máximo Kirchner. El gobernador le pidió que se quede y Berni ya pide internas en 2023.

«Después de las elecciones hablamos», era lo que siempre respondía el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, cuando le consultaban por su futuro y si se quedaría en el Frente de Todos, en medio de diferencias que siempre expuso públicamente con Alberto Fernández y funcionarios del gabinete nacional.

Otros decían que ya era un hecho concreto su salida porque él mismo reconocía que ya no tenía nada en común con lo que expresaba el espacio. Lo cierto es que Berni niega haber dicho «off the record» a algún periodista o intendente que estaba sellada su salida porque él siempre «dice lo mismo en on y en off», aseguraron a PERFIL desde su entorno. «Y se queda por pedido explícito de Axel (Kicillof, gobernador bonaerense)», precisaron.

¿Por qué se quedó?

«Todos los ministros le ofrecieron su renuncia al gobernador luego de las elecciones, y así como pasó con el Presidente, algunas se aceptaron y otras no», contaron a este medio allegados a Berni, que además destacaron que fue Kicillof quien le pidió que se quedara en un contexto en el que Berni cada vez se mostraba más disconforme con el gobierno nacional y sus estrategias electorales.

«Es lo normal cuando perdés unas elecciones, pero el gobernador valora mucho el trabajo de estos dos años y han afianzado un gran vínculo con Berni», argumentaron.

Elecciones 2023

Asimismo, ahora Berni reconoció que se presentará en las elecciones 2023, aunque no dio más detalles. «Tiene que haber internas, como lo hizo la oposición, y que la gente decida entre un candidato de Alberto (Fernández), de (Sergio) Massa y de Máximo (Kirchner)», manifestaron fuentes cercanas al ministro. Es que a pesar de advertir un «distanciamiento» con Cristina Kirchner, la sigue reconociendo como su jefa política, «al igual que lo hace Axel».

Muchos consultores y dirigentes del peronismo reconocen que se trata de una de las figuras que mejor medía en la provincia de Buenos Aires. «Y bajó su postulación cuando vio que Kicillof sería vicepresidente de una lista única que encabezaría el mismo Alberto Fernández en el PJ», expresaron.

Diferencias con Alberto y con La Cámpora

Las diferencias de Berni con La Cámpora, la decisión del Presidente de no hacer internas en las elecciones primarias legislativas ni tampoco en los comicios del Partido Justicialista y las denuncias de «operaciones» del ex vocero de Alberto Fernández, Juan Pablo Biondi, fueron los motivos que terminaron de calentar el clima que ya venía tenso de antes, por ejemplo, con los cuestionamientos a la ex ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic.

Los reclamos van en línea con los de la vicepresidenta en su carta tras la derrota de las primarias, «sólo que a ella sí la escucharon, y por eso se les aceptó la renuncia a Biondi y a Frederic». «Y ahora que ya pasaron las elecciones, Alberto sí dice que habrá internas en 2023».

Sin embargo, la lealtad y frontalidad para marcar las diferencias no es bien recibida por todos en el espacio, además de tener posturas como la de actuar ante el «terrorismo» de un sector mapuche en el Sur argentino, que generó también una disputa con el ahora ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

También negaron enfáticamente que hubiera habido una agresión física con el hijo de la expresidenta, a quien conoce «desde chiquito». «Lo que hay son discusiones y debates, porque Berni reconoce que tiene diferencias en un montón de cosas, pero que eso es algo sano que no se tiene porqué ocultar». Perfil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.