Por la cuarentena, 15 mil empresas dejaron de pagar aportes jubilatorios de sus empleados

La extensa cuarentena ya muestra sus efectos en el empleo y en las empresas. Según información oficial, unas 15 mil compañías dejaron de presentar declaraciones juradas de aportes a la seguridad social de sus empleados, un dato que adelanta posibles cierres definitivos.Un informe realizado por el Centro de Estudios para la Producción del Ministerio de Desarrollo Productivo estimó que en mayo la reapertura gradual del aislamiento social permitió que en 15 provincias más del 80% de los empleados del sector privado retomen sus tareas habituales.Otras 9 provincias tienen entre el 75 y 80% de sus trabajadores en sus puestos laborales mientras que solo 3 (entre los que se encuentran la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad), ese número está por debajo del 70%.Más allá del regreso a la «normalidad» para distintos sectores en un número importante de provincias, la cuarentena muestra sus primeros efectos en el mercado laboral. «La reactivación económica comenzó, pero las secuelas de la pandemia se sienten. Entre febrero y abril, alrededor de 15 mil empresas dejaron de presentar declaraciones juradas de seguridad social ante AFIP, un 2,8% del total», explicó el informe.»El sector de hoteles y restaurantes fue el más afectado, con una caída del 8% en la cantidad de empresas que declaran aportes. Si bien es prematuro catalogar esto como cierres definitivos, es un dato que ilustra el daño que ha generado el COVID-19″, apuntó la cartera productiva.El estudio oficial además relevó el impacto de las dos principales medidas tomadas por el Gobierno nacional para mitigar el impacto económico de la cuarentena: el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para personas y la Asistencia a la Producción y el Trabajo (ATP) para empresas.»De acuerdo a microsimulaciones realizadas conjuntamente con el Ministerio de Economía y de Trabajo, el IFE -junto con la duplicación de la AUH y la Tarjeta Alimentar- ha evitado que entre 2,7 y 4,5 millones de personas cayeran en la pobreza y la indigencia en el último bimestre», consideró el informe.Respecto al programa ATP de ayuda para el pago de salarios, el Ministerio de Desarrollo Productivo estimó que 2,34 millones de personas que trabajan en 245 mil empresas parte de su sueldo de abril con asistencia del Estado.»El sector industrial fue el que más ayuda recibió al concentrar el 27,1% del total de los beneficiarios de la ATP, con más de 630 mil asalariados. En segundo lugar, se encuentra el sector de comercio, con casi 559 mil empleados beneficiarios», continuó el reporte.Por último, estimaron que el Estado aprobó 479 mil créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos por un monto de $52.272 millones, de los cuales ya se otorgaron alrededor de 340 mil. Además de los empleados de comercio, sobresalen entre los solicitantes abogados, contadores, ingenieros y arquitectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *