Polémica por una jueza que le quitó la custodia de una niña a su familia adoptiva

Ocurrió en la localidad de Eldorado. Antonella, de cuatro años, fue entregada a una pareja de mujeres policías. La magistrada fue apartada de la causa

Las imágenes se convirtieron en un crudo testimonio de un sentir familiar, atravesado por un conflicto judicial en el que una niña de cuatro años fue separada de la familia que la crió desde los dos meses de vida y fue entregada a una pareja de mujeres policías.

El suceso ocurrió en la localidad de Eldorado, provincia de Misiones, en donde la jueza Corina Jones, titular del Juzgado de Familia N°1, resolvió quitarle la tenencia a un matrimonio para que una pareja de Posadas se encargue de la crianza de la menor.

Uno de los familiares damnificados filmó el momento en el que la niña iba a ser trasladada hacia su nuevo hogar. Fue allí cuando se originó un forcejeo que imposibilitó que ello sucediera.

La jueza Jones explicó que la familia Dávalos cuidaba a Antonella bajo el régimen de “familia solidaria”. El término reviste carácter transitorio, es por ello que la magistrada entendió que lo mejor para la niña era encontrar una familia adoptiva y definitiva.

Sin embargo, la familia que cuidó a la pequeña desde que era bebé aseguró que ellos se encontraban tramitando la adopción definitiva de la niña y que la tenencia implicaba una guarda con la posibilidad de adoptarla.

Jones asumió su cargo el 8 de septiembre de este año y su segunda resolución fue colocarle un bozal legal a los padres adoptivos de Antonella, quienes están imposibilitados de brindar declaraciones a la prensa. La medida se extendió a Sandra Olcece -abogada de los padres adoptivos-, a la familia biológica (la hermana y una tía) y a su abogado, Juan José Selva Andrade.

“(Jones) Le puso a la familia este bozal legal porque hace dos semanas atrás que ellos hablaron con los medios y los abogados por esa jugada. En ese momento la hermana biológica de la niña, que trabaja y tiene los medios para cuidarla, dijo que se haría cargo de la niña con el objetivo de evitar un trauma. La jueza le dijo que le daban 10 días para que la nena se acostumbrara a ella. Pero en ese período no hubo ningún tipo de seguimiento y al final la letrada solo le dijo a la hermana que ella no era capaz de cuidar a la nena”, reveló Leandro Dávalos, tío de Antonella, en Radio Libertad.

“Ellos se basan en que mi hermano y mi cuñada tenían la tenencia provisoria o la guarda de ella y no es así, desde que comenzó esto, ellos tienen la guarda con fines de adopción. En este último trayecto de lo que está pasando ahora de cambio de juez, la jueza en los papeles modificó los que decían con fines de adopción”, agregó.

Los medios locales relataron que la madre biológica de la menor permanece internada con un cuadro de esquizofrenia. Su abuela tampoco se encontraba en condiciones de cuidarla al momento de su nacimiento. Fue en ese entonces cuando la familia Dávalos obtuvo la custodia y llevó a cabo los trámites pertinentes para obtener la tutela definitiva.

“Asumí en septiembre, no me corresponde hablar de los motivos por los que no se tomaron antes las decisiones del caso. Puedo hablar desde el día que asumí el juzgado”, expresó Jones en diálogo con Canal 6 de Posadas.

Y continuó: “Evalué la situación de la niña tomando en cuenta el interés de ella por encima del de los mayores”.

La situación se tornó de público conocimiento en la provincia y fue el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) de Misiones quien intervino para apartar a la jueza Jones de la causa. En su lugar fue nombrada Lorena Toledo, magistrada de la misma circunscripción judicial, quien deberá rever

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *