Para Lacunza, la economía se recuperará tras la cuarentena, sin llegar a su nivel previo

El exministro de Economía del último tramo del gobierno de Mauricio Macri, Hernán Lacunza, participó de una teleconferencia organizada por la Bolsa de Comercio de Córdoba en la cual sorprendió por su cautela frente a los pasos que la administración de Alberto Fernández viene dando tanto en la negociación con los acreedores como con el manejo de la economía de la pandemia.

En ese sentido, Lacunza ponderó la decisión oficial de darle sustentabilidad a la negociación por la deuda, pero alertó que la gestión de Fernández debe evitar el default que lo condene a tres años de “administrar escases”.

El economista, que llegó a la gestión sobre el final del período de Macri, también confió en que una vez producida la salida de la pandemia, la recuperación “vas a ser más o menos rápida” al principio aunque no alcanzará el nivel previo del verano pasado “porque también han quedado dañados algunos ingresos.

Tras ser presentando por el titular de la entidad, Manuel Tagle, Lacunza objetó el cepo cambiario pero lo consideró inevitable en el corto plazo. “No vamos a crecer con un cepo, lo dice quien lo puso”, reconoció ante el auditorio.

En su exposición, el exadministrador de la gestión de María Eugenia Vidal, evitó aludir a la negociación específica de la deuda que encara Martín Guzmán, pero sí trazó algunas pautas.

«El rédito de un ‘pagadios’, o sea el default, se agota en la primera noche. A la mañana siguiente ninguno puede salir a pedir fiado».

“Es valorable la posición del Gobierno argentino de plantear el concepto de sustentabilidad como condición para un acuerdo ventajoso para la Argentina, se está ponderando el futuro algo que es poco común en las decisiones de política y específicamente en política económica de nuestro país”, comentó.

En esa línea, desaconsejó caer en un default. “El rédito de un ‘pagadios’, o sea el default, se agota en la primera noche, a la mañana siguiente, ni el deudor ni nadie de su familia, o sea los gobiernos provinciales, los municipales, el sector privado, las empresas, la inversión, los exportadores, ninguno puede salir a caminar por el barrio a pedir fiado”, ejemplificó.

Estimó, asimismo, que Fernández es consciente de la conveniencia de un acuerdo. “Una cesación de pagos sería muy nociva, para el Gobierno sería condenarse a administrar escases durante los próximos tres años. Lo mismo para los bonistas que tendrían juicios por un largo tiempo”, dijo.

“El camino para evitar la crisis profunda de la post pandemia es evitar el default y mostrar un programa fiscal y monetario. No vamos a crecer con un cepo…lo dice quien lo puso. Es una anormalidad, una herramienta transitoria que no puede durar cuatro años», afirmó.

Sobre la situación de la economía, Lacunza apuntó que la cuarentena por la pandemia de Covid-19 “dejará una recesión o un efecto en la actividad profundo, pero corto”. 

“Lo digo por la evidencia empírica de otros países. En Europa, se ve una normalización, que ya pasó antes en el Lejano Oriente como en China. Se ve cómo la economía ha recorrido una ‘U’ asimétrica con una baja pronunciada y una recuperación más parsimoniosa. La crisis sanitaria no es un tsunami que destruye capital físico, sino que impacta en la zona organizacional”, indicó.

Sí alertó que la emisión monetaria dispuesta por el Gobierno hará sentir sus efectos cuando la cuarentena haya terminado. 

Teleconferencia. Lacunza estimó que la recesión será corta, aunque la actividad tendrá niveles bajos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *