PAMI presentó una medida cautelar para impedir que corten el servicio de diálisis

El organismo a cargo de Luana Volnovich solicitó el recurso a la Justicia Federal ante «las amenazas de interrupción del servicio» por parte de diversas instituciones.

El Programa de Atención Médica Integral (PAMI) presentó una medida cautelar para impedir que prestadoras interrumpan el servicio de diálisis a los afiliados luego de recibir amenazas para tal fin por parte de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (Cadra), la Cámara Argentina de Productos y Servicios de Terapia Renal y la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires.

Mediante un comunicado, la agencia estatal a cargo de Luana Volnovich remarcó en el recurso expuesto ante la Justicia Federal que notificó «amenazas de interrupción del servicio» provenientes de las mencionadas instituciones.

Lo presentado a las autoridades judiciales tiene como objetivo primordial «evitar la suspensión de una prestación que podría afectar a miles de pacientes».

Asimismo, el organismo subrayó su intención de «denunciar públicamente» la situación debido a que lo señalado por las prestadoras representa «medidas extremas» con un servicio «fundamental para garantizar la salud» de los afiliados.

Además, en el texto difundido a los medios de comunicación, PAMI indicó que se utiliza la salud como » extorsión en el marco de las mesas de negociación».

La entidad aclaró que «no registra ni una deuda con ningún prestador de diálisis del país. A su vez este año las prestadoras de diálisis aumentaron el 70% su facturación con respecto al año pasado», y añadió que ratifican su «compromiso como obra social en el fortalecimiento de todo el sistema de salud, asegurando todos los pagos en tiempo y forma».

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), PAMI entregó «suplementos especiales para costear -hasta la finalización de la emergencia sanitaria- la compra de elementos de bioseguridad y el traslado de pacientes ubicados a menos de diez kilómetros de distancia de los centros de atención».

«El compromiso de la obra social, la más grande de América latina, es garantizar el acceso a la salud de todas sus personas afiliadas. Asimismo, ratificamos la voluntad de diálogo del organismo, evidenciando las negociaciones y ofrecimientos que ha realizado la obra social», expresó el organismo.

Y, a modo de conclusión, enfatizó: «Cuando se trata de la vida y la salud de nuestras personas afiliadas, el PAMI no dudará en instrumentar todas las herramientas del Estado y de la Justicia que se ofrecen para resguardar el derecho a la salud».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *