Paguen o van a terminar en el agua: ejecutaron a balazos a una pareja frente a sus hijos

Ocurrió en San Francisco Solano. Creen que se trató de un ajuste de cuentas vinculado a la venta de drogas.

Un hombre y su mujer fueron asesinados a balazos en las últimas horas en la localidad bonaerense de San Francisco Solano. Sus hijos, de 5 y 13 años, fueron testigos del doble crimen que, en principio, se investiga como un presunto ajuste de cuentas.

El hecho ocurrió durante la madrugada de este martes cerca del arroyo Las Piedras, en el cruce de las calles 867 y 895. En ese lugar las víctimas, Emérito Bogado Barreto y Laura Mabel Miranda, ambos paraguayos, fueron asesinados dentro de su auto.

El testimonio del hijo mayor del matrimonio fue clave para empezar a reconstruir lo ocurrido. Así se supo que su padre venía hablando por teléfono con un hombre que lo estaba guiando en su recorrido, hasta que finalmente lo hizo detener su marcha en ese lugar, donde finalmente fueron asesinados.

Emboscada y crimen

Apenas detuvo su marcha Bogado, un hombre apareció repentinamente y se acercó hasta donde estaban ellos. Entonces su padre bajó del auto y empezó a hablar con él en guaraní, y le entregó después una caja de cartón cerrada con cinta de embalar. De acuerdo al relato del chico, ese sujeto se retiró del lugar y casi inmediatamente un segundo joven entró en escena: estaba armado y abrió fuego sin mediar palabra.

El primero en caer en medio de la balacera fue Bogado. Después, el atacante efectuó un último tiro que ingresó por la ventana del acompañante e impactó en el cuerpo de la mujer. Solo los dos menores salieron ilesos.

Por su parte, peritos de la Policía Científica incautaron vainas servidas de una pistola calibre .40 y de otra 9 milímetros en el lugar del hecho. A su vez, efectivos de la comisaría 4ta. de Quilmes tras realizar un relevamiento del Volkswagen Vento de la familia, encontraron 491 gramos de pasta base en el baúl del vehículo, junto con dinero en efectivo y tres teléfonos celulares.

La principal hipótesis: un ajuste de cuentas

Para los investigadores, el hecho se trató de una venganza por conflictos vinculados con la comercialización de drogas.

Una fuente cercana a la causa dijo a Télam que lograron establecer que el matrimonio asesinado tenían deudas económicas y se estableció que en los teléfonos de las víctimas había conversaciones con cuatro personas que, se cree, están ligadas al narcotráfico.

El hijo de las víctimas aseguró que su madre recibía amenazas mediante audios de WhatsApp y que en una oportunidad escuchó que en uno de ellos un hombre le decía que paguen porque sino iban “a terminar los dos en el agua”.

En la causa interviene el personal la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Quilmes, a cargo del fiscal Martin Conde, quien caratuló la causa como “doble homicidio” y ordenó una serie de medidas para dar con los autores del crimen. TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.