Por eso, Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcan que todo avance debe ser hecho por consenso. El plan de los gobernadores es presentar en los próximos días un proyecto de ley con la firma de un diputado de cada provincia en el que se exprese -apenas en un par de artículos- la propuesta de suspender por única vez las elecciones PASO debido a la situación sanitaria, en una modificación de la ley electoral vigente. El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, adelantó que el viernes que viene los diez gobernadores de las provincias del norte se reunirán en Resistencia, donde es seguro que harán un nuevo posicionamiento público por la suspensión, otra vez junto a los radicales de Corrientes y Jujuy. Así, se presenta cada vez más difícil para el bloque de Juntos por el Cambio no tratar un proyecto que reclaman los propios gobernadores de su espacio. Si hay consenso, entienden en el oficialismo, el proyecto podría ser incluido en las sesiones ordinarias y aprobado antes de que termine el año. De ese forma, al Gobierno sólo le quedará convocar directamente a las elecciones nacionales para octubre -el tercer domingo cae 17, nada menos- y liberar el año del cronograma electoral.

Fuente: Página 12