Nación: Alberto Fernández, «eternamente agradecido» con la Federación Rusa por la Sputnik V

El Presidente destacó que la Argentina está entre los 10 países del mundo que inician la campaña de vacunación y pidió no «dejarse llevar por una guerra por momentos geopolítica y por momentos comercial» en torno al origen de la vacuna.

El presidente Alberto Fernández afirmó este domingo que la Argentina forma parte del grupo de «menos de 10 países en todo el mundo» que empezarán a vacunar contra el coronavirus antes de fin de año, en un contexto en el que los países centrales «acapararon» las dosis para ellos.

Además, en diálogo con Radio 10, el Presidente pidió ser «cautos» y no «dejarse llevar por una guerra por momentos geopolítica y por momentos comercial» en torno al origen de la vacuna y advirtió: «Detrás de la venta de las vacunas hay un mercado de decenas de miles de millones de dólares; eso tenemos que entenderlo».

«Creo que somos menos de 10 (países) en el mundo, por eso es tan importante lo que hemos logrado», respondió el Presidente ante una consulta sobre qué naciones están iniciando el plan de vacunación.

No obstante, Fernández aclaró que no podía ser «categórico» con la respuesta porque las cifras son dinámicas en cuanto a los acuerdos que se sellan entre los laboratorios y los Estados.

«Hay que tener en cuenta que los laboratorios que han llevado adelante las investigaciones para tener la vacuna son laboratorios reconocidos en el mundo, de primer nivel, y esto no puede ser puesto en tela de juicio«, declaró.

En ese sentido, marcó su agradecimiento «eterno» a la Federación Rusa por haber provisto dosis al país e insistió con que el mundo central «acaparó las vacunas» y «los países de la periferia están buscando con preocupación» poder acceder a ellas.

Aseguró que su Gobierno ayudará a Bolivia y a Uruguay a obtener dosis, en un contexto en el que los países desarrollados «concentraron todas las compras».

Al respecto, dijo que le comunicó al presidente de Bolivia, Luis Arce, y al canciller uruguayo Francisco Bustillo la voluntad de Argentina de «ayudarlos a conseguir la vacuna».

«Todo lo que podamos hacer para ayudar lo haremos, a ellos y a los que nos lo pidan», subrayó el Presidente, quien aceptó que «es dificultoso lo que viene» por cuestiones que tienen que ver con «demoras en la producción» y con las compras masivas que hacen los países centrales.

En ese sentido ratificó que el martes se iniciará en Argentina el plan de vacunación y planteó que el objetivo del Gobierno apunta a que «en abril tengamos vacunadas a todas las personas de riesgo».

Consultado sobre la existencia de una supuesta campaña para desacreditar la vacuna Sputnik V, Fernández pidió contemplar la guerra «comercial» y «geopolítica» entre los proveedores de vacunas.

«El segundo punto que hay que tener en cuenta es que los laboratorios que llevaron adelante las investigaciones son reconocidos en el mundo, de primer nivel, y esto no puede ser puesto en tela de juicio», expresó taxativo.

Volvió a manifestar que le «llama la atención» el hecho de que «a la vacuna de Pfizer no le dicen la vacuna estadounidense; a la de AstraZeneca no le dicen la vacuna inglesa y a la vacuna de Gamaleya le dicen la vacuna rusa».

«Con todo el condimento que algunos quieren ponerle, se trata de un instituto que acumula varios premios Nobel en su historia«, recordó.

Se refirió así al éxito alcanzado en el 2015 por el Centro Gamaleya, que desarrolló y registró dos vacunas contra el Ébola, a través de una plataforma de vectores adenovirales, un proceso que fue oficialmente aprobado por el Ministerio de Salud de la Federación Rusa.

«Conociendo todo esto, queremos garantizar las vacunas para todos nuestros ciudadanos«, expresó Fernández y garantizó que Argentina ayudará en ese proceso a los países de la región que también «lo necesiten».

En otro orden, destacó que el país cuenta con el suero equino hiperinmune que «reduce prácticamente la mortalidad a la mitad» en los tratamientos contra el coronavirus, un desarrollo argentino cuyo uso fue aprobado el martes último por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para pacientes moderados y severos.

«El costo del tratamiento es igual al de un día de terapia intensiva», apuntó el Presidente, que explicó que un enfermo de Covid-19 puede pasar un promedio de 20 días en terapia intensiva.

En otro tramo de la entrevista, el mandatario se refirió a la economía e hizo una síntesis de la situación en la que se encontraba el país luego de 4 años de la gestión de Cambiemos.

(FE)»La Argentina estaba muy mal, con 40 puntos de pobreza, una deuda impagable, una recesión evidente, una caída del consumo, y en ese estado nos agarró la pandemia»(FW)

Evaluó que, en esas circunstancias, su gestión logró «sobrellevar las cosas razonablemente bien», con el foco puesto en que «no se deteriore» el trabajo registrado y marcó que este año se registró «la menor caída del salario real» de los últimos cuatro.

«Si el Estado no hubiese estado presente, la pobreza hubiera sido 10 puntos mayor» por el impacto de la pandemia de coronavirus en la Argentina, estimó Fernández.

Enumeró una serie de «datos alentadores» que se perciben en la economía, destacó que se vive «un momento solidario extraordinario» en la sociedad y planteó la necesidad de «garantizar que el valor real de los salarios crezca», antes de considerar un aumento de tarifas.

También destacó el trabajo del ministro de Economía Martín Guzmán en la negociación de la deuda con los bonistas, que llevó a lograr un acuerdo «importantísimo».

«Es alguien muy valioso, hemos trabajado muy bien juntos», dijo el mandatario sobre el ministro.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *