Mataron a «Chucky», el chico que con 14 años tomó rehenes en un supermercado de Lanús en 2002

Un chico apodado «Chucky», que en el 2002 y con 14 años protagonizó una toma de rehenes en un supermercado de Lanús, fue asesinado en la localidad bonaerense de Dock Sud luego de forcejear con un hombre y su hijo, con quienes había pactado una venta de un auto a través de Facebook.

El episodio trascendió este martes, pero sucedió el viernes pasado en la calle Sarmiento al 800, en esa ciudad del partido de Avellaneda, a una cuadra de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Según indicaron fuentes judiciales, un hombre de 58 años junto a su hijo de 26 y otro joven se dirigieron a esa dirección en una camioneta Shineray X30, tras haber acordado la compra de un Peugeot 206 mediante el portal Marketplace.

Padre e hijo se bajaron del vehículo para esperar al vendedor en el lugar propuesto, mientras el joven que los acompañaba se quedó en las inmediaciones con el dinero de la compra. En ese momento, las víctimas fueron sorprendidas por cuatro sujetos armados que llegaron al lugar en dos motos y exigieron el dinero y sus pertenencias.

Las dos personas asaltadas comenzaron a forcejear y resultaron baleadas. Por su parte, uno de los delincuentes resultó herido. Mientras los tres asaltantes escaparon del lugar, el restante herido finalmente cayó sin vida a dos cuadras del lugar del hecho, en las calles 25 de mayo e Hiroshima, según informaron fuentes judiciales.

Al identificar al joven fallecido, se constató que se trataba de Miguel Ángel Burgo, de 34 años, apodado «Chucky», el mismo que había tomado trascendencia el 19 de julio de 2002. Ese día, con 14 años, el chico ingresó con fines delictivos junto a dos cómplices a un supermercado de la extinta empresa «Eki», ubicado en Pavón al 2300, en Gerli, partido de Lanús.

“Chucky” en la toma de rehenes de 2002

«Chucky» Burgo, Cristian «Chispita» González y Gabriel «El Oreja» Verón mantuvieron de rehenes en 2002 a 14 personas durante más de cuatro horas en un supermercado de Gerli, tras un golpe que quedó frustrado por el arribo de un patrullero.

Tras varias horas de negociaciones con efectivos del Grupo Halcón, los tres jóvenes se entregaron y «Chucky» salió del supermercado en total estado de ebriedad, cayó de rodillas al suelo, vomitó y fue aprehendido por la policía.

Seis años más tarde, el mismo chico quedó detenido por la Justicia de Lomas de Zamora acusado de ser el presunto líder de una banda de secuestradores exprés que había cometido al menos cuatro hechos bajo esa modalidad entre junio y julio de 2008 en localidades del sur del Gran Buenos Aires. Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.