Los dos pilotos, un médico y una enfermera: las 4 víctimas del avión que se estrelló en Río Grande

La aeronave había partido rumbo al aeropuerto de San Fernando. En el vuelo anterior habían trasladado a un paciente menor de edad.

Así quedó el avión sanitario que se estrelló en el aeropuerto de Río Grande.

Los cuatro ocupantes del avión sanitario que se estrelló este viernes en Río Grande murieron en la tragedia. Eran dos tripulantes, un médico y una enfermera, que en el vuelo anterior habían trasladado a un chico desde San Fernando.

Los nombres de las víctimas son Claudio Canelo (piloto principal), Héctor Vittore (copiloto), Diego Ciolfi (médico) y Denise Torres (enfermera).

Leé también: Video: las primeras imágenes del avión sanitario que se estrelló en Río Grande
En el momento del despegue, la aeronave pegó contra los hangares de la base del aeropuerto de la mencionada ciudad de Tierra del Fuego.

El avión cayó cerca de un predio que tiene la base naval, pero no afectó a la pista.

La aeronave había trasladado a un niño, paciente de la Clínica CEMEP, un centro de salud privado muy conocido de la ciudad.
Según las fuentes consultadas, al parecer esta era la primera vez que eta tripulación viajaba hacia Río Grande.

Un avión se estrelló en el aeropuerto de Río Grande, Tierra del Fuego. (Foto: gentileza 19640 noticias).

Los primeros datos indican que el avión, una unidad sanitaria marca Learjet modelo 35 de la empresa Flying America, matrícula LV-BPA, habría tenido un desperfecto técnico a la hora de despegar y eso habría provocado la colisión con los hangares del aeropuerto de Río Grande.

La aeronave había despegado a las 8.45 del aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, y había hecho una escala en Comodoro Rivadavia antes de dirigirse a la segunda ciudad más importante de Ushuaia. Hasta el momento se desconoce si la parada fue por algún desperfecto técnico.

Cómo chocó el avión sanitario en el aeropuerto de Río Grande

Según las primeras informaciones, el avión habría perdido el control metros antes de despegar y allí habría chocado contra los hangares del aeropuerto de Río Grande.

Fuentes internas del aeropuerto de Tierra del Fuego informaron que al piloto del avión se le habría “plantado” el motor izquierdo y eso habría desestabilizado la operación.

María Fernanda Rossi, periodista en Río Grande, indicó que la aeronave habría llegado a despegar y luego se produjo la colisión a unos 300 metros de la pista.

Según explicaron testigos, las condiciones climatológicas eran óptimas para volar. A pesar de las bajas temperaturas en el momento del accidente (-6°), no había fuertes vientos ni tampoco nieblas, condiciones típicas en esa región del país.

“La situación está controlada, todavía están presentes los bomberos. Recién se hizo presente el fiscal Federal, las pericias empezarán dentro de muy poco y se hará la remoción de los escombros y la extracción de los cuerpos sin vida”, aseguró a TN Sebastián Águila, integrante de Defensa Civil de Río Grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.