La vacuna argentina contra el Coronavirus pasa a Fase 1

La dosis en investigación está pensada para aplicarse como refuerzo de las vacunas ya existentes, por lo que se estudiará en voluntarios que cuenten con un esquema completo.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el titular de la cartera de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, anunciaron que la vacuna nacional contra el coronavirus “Arvac Cecilia Grierson” comenzará a probarse en humanos.

Ambos integrantes del gabinete presidencial definieron a este avance como un “hecho histórico que el país viene desarrollando con mucho orgullo” durante una conferencia de prensa conjunta.

Este nuevo inmunizante se desarrolló gracias al trabajo conjunto de la Universidad Nacional de San Martín y el equipo de investigadores del CONICET con la Fundación Pablo Cassará y el Laboratorio Cassará, lo que lo convierte en el primer fármaco contra el coronavirus desarrollado íntegramente en Argentina.

Según manifestaron los ministros, esta vacuna podría ser utilizada para avanzar con las dosis de refuerzo sobre la población, debido a que un gran porcentaje de la población actual ya recibió al menos dos aplicaciones de la vacuna contra el virus.

Por esto mismo, participarán de esta fase 80 voluntarios sanos que ya hayan recibido un esquema de vacunación previo completo y que, además, cumplan con los requisitos necesarios para ser elegidos.

Con respecto a esto Vizzotti explicó que el “ensayo clínico está definido en base a las necesidades de la sociedad”, por lo que destacó que “intercambiar plataformas podría ser una propuesta interesante para estimular de manera distinta la generación de anticuerpos”.

Los detalles de la vacuna nacional

De acuerdo con la información presentada durante la conferencia de prensa, comenzará a ser evaluada la “seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad” de la vacuna para poder continuar con los estudios.

Hasta el momento, se sabe que los estudios comenzaron en junio de 2020 y en diciembre de 2021 concluyeron los ensayos preclínicos en no humanos, como resultado de estas investigaciones se supo que la fórmula es “segura e induce anticuerpos neutralizantes contra las variantes que circulan en el país”, según explicaron.

En ese sentido, los especialistas que participaron de la conferencia también afirmaron que la aplicación estimula una “respuesta celular T y una protección frente al desafío experimental con el SARS-CoV2”.

El inmunizante en estudios está basado en “proteínas recombinantes”, es decir una tecnología segura que se aplica en vacunas contra la Hepatitis B desde hace más de 20 años, así como también se utilizó para el desarrollo de la vacuna contra el VPH.

Otra de las grandes ventajas de este nuevo fármaco es que no tiene grandes dificultades para su almacenamiento y traslados, ya que requiere una temperatura de entre 2 y 8 grados para su mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.