La RAE corrige al presidente de Argentina por usar la palabra ‘chique’: «Es ajeno al español e innecesario»

La institución que salvaguarda el español corrigió a Alberto Fernández, que utilizó el lenguaje inclusivo para referirse, según él, a las personas no binarias.

La guerra por el lenguaje inclusivo en Argentina sigue abierta. Mientras desde el Gobierno tratan de inculcarlo a la fuerza, las instituciones se rebelan y buscan salvaguardar el español: así lo hicieron en la ciudad de Buenos Aires, donde se prohibió emplear términos como «todes, todo@s y todxs» en los centros escolares.

Sin embargo, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, decidió saltarse la gramática española y empleó el lenguaje inclusivo en un discurso durante el programa «Conectar igualdad». “Que un chico, una chica o un chique no pueda estudiar porque no cuenta con una computadora, la verdad, es postergarlo, frustrarlo. Este programa busca que todas y todos estén conectados y puedan capacitarse», afirmó.

El uso del término no pasó desapercibido en las redes sociales, en las que un usuario consultó a la Real Academia de la Lengua Española si la palabra era correcta. Horas más tarde, la institución respondió a través de su cuenta oficial de Twitter.

«El uso de la letra «e» como supuesta marca de género es ajeno al sistema morfológico del español, además de ser innecesario, pues el masculino gramatical funciona como término inclusivo en referencia a colectivos mixtos, o en contextos genéricos o inespecíficos», contestó la entidad.

Esta no es la primera vez que la RAE corrige a un político argentino. En el pasado, la institución se refirió al polémico comentario vertido por el alcalde de Buenos Aires, Axel Kicillof, que instó a los alumnos de una escuela primaria a rebelarse contra la entidad española y usar el lenguaje inclusivo. «No nos van a explicar las palabras que usamos», incidió el alcalde.

Ante el controvertido comentario, Darío Villanueva Prieto, filólogo y exdirector de la RAE, remarcó que la declaración de Kicillof era inconsistente. «El español es la lengua que hoy es no por la colonia, sino por la independencia. Lamento mucho ese tipo de declaraciones por parte de una persona que tiene una gran responsabilidad política y sobre todo hablando con jóvenes», resaltó el especialista.

El lenguaje inclusivo se ha convertido en punta de lanza para el lobby LGTBI, razón por la que cualquier corrección al respecto genera polémica, incluso odio. «El lenguaje inclusivo es una herramienta política y retórica de la lucha LGTBIQ+ para liberarnos de la opresión», declaró en el pasado la activista argentina Gabriela Ferrucci.

«Es una forma más de visibilizar a quienes son invisibles para el español, como las mujeres y personas de género no binario. Se busca una manera neutra para incluir a todas las personas», señaló Ferrucci. Sin embargo, desde la RAE insisten: «El lenguaje inclusivo destruye el idioma e ignora que es un código de dependencias mutuas», declaró Villanueva a este periódico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.