La Municipalidad de Resistencia avanzó en la clausura preventiva de un comercio que funcionaba sin habilitación municipal

Las subsecretarías de Comercio; y de Regulación y Fiscalización de la Ciudad, junto a las direcciones de Bromatología, y de Inspección General, concretaron un operativo de control de habilitaciones y salubridad en comercios ubicados en avenida Castelli. Se trata de una segunda etapa del procedimiento, donde, tras haber detectado en una visita anterior lugares sin habilitación comercial municipal se procedió a la notificación en una primera instancia, y en esta oportunidad se avanza con las multas correspondientes a los comerciantes que no acataron la normativa vigente. Se procedió, además, a la clausura preventiva de un local de venta mayorista, ubicado al 3400 de esta avenida en la zona sur, que había sido notificado sobre la irregularidad en una inspección anterior.

Con el fin de cuidar la salud de la comunidad y evitar la competencia desleal, la Ciudad sigue llevando a cabo controles en los comercios. Se apunta a que los productos alimenticios se encuentren aptos para el consumo y que los locales cuenten con las habilitaciones municipales correspondientes.
En esta oportunidad, los subsecretarios comunales de Comercio, Sergio Vallejos; de Regulación y Fiscalización, Gustavo Amann, y la jefa de la Dirección de Bromatología, Georgina Schmid, encabezaron un operativo de inspección en distintos locales de esta rama.
Al respecto, Amann explicó que “muchos locales fueron informados que estaban en falta hace dos o tres meses, otorgando un plazo para que regularicen su situación, para que realicen los trámites y así ejercer de manera legal sus actividades”. Y dejó en claro que “se trabaja de forma preventiva para que todos los comercios estén regularizados”. Y subrayó que es prioritario para la salud de los vecinos que la Comuna exija que estos establecimientos “garanticen la higiene y que no vendan mercaderías vencidas”.
“SE PONE EN RIESGO A LA POBLACION”
En tanto, Vallejos, advirtió el peligro que encierra el vender productos no regulados. “Hacemos controles de rutina en distintos comercios, hay lugares que no están habilitados y la intención es avanzar en regularizarlos”, aseveró y agregó: “Detectamos gente que no tributa, trabaja de manera ilegal y es una competencia desleal con el comerciante que sí lo hace; pero también es una cuestión bromatológica, porque se venden alimentos y bebidas que pueden no estar aptos para el consumo”.
El Subsecretario comentó además sobre un incidente que vivieron durante una visita a un local de venta mayorista de la zona Sur: “Es común que haya comerciantes que cierran sus puertas para evitar el control, a veces por cuestiones de habilitación, pero también debemos estar atentos porque encierran riesgos sanitarios”.
“Esto requiere mucha atención porque se pone en riesgo la salud de la población, y ni hablar que no cumplen las mínimas normas para la prevención para evitar el contagio del Covid-19 y estamos en pandemia”.
LOS OPERATIVOS
Por su parte, Schmid, explicó que este procedimiento se efectúa en todos los comercios, en conjunto con la Dirección de Inspecciones Generales. Se controla que los locales cuenten con las habilitaciones correspondientes y, en caso de detectar irregularidades, se procede a las infracciones que van desde la notificación, multas y hasta la clausura.
INCIDENTES EN UN LOCAL Y POSTERIOR CLAUSURA PREVENTIVA
En ese contexto, se produjo un incidente en el comercio de venta mayorista ubicado en avenida Castelli al 3.400, donde los funcionarios fueron recibidos de mala manera por el propietario, quien se mostró muy agresivo.
En este local se detectó una enorme falta de higiene y no contaba con habilitación municipal, por lo que fue clausurado de forma preventiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *