Falleció otra niña wichí por desnutrición

Según indicaron desde el Hospital de General Mosconi, el caso ya se encuentra judicializado. Ayer la Policía visitó la vivienda de la familia.

El 29 de junio pasado una nena de dos años falleció a raíz de una falla multiorgánica generada por una infección generalizada que tuvo a su vez como base una desnutrición severa. Así surge del certificado de defunción que fechado el 1 de julio luego de que se hiciera la autopsia del cuerpo en Orán, ciudad cabecera del departamento del mismo nombre.

“Ellos la internaron antes y le dieron el alta diciendo que estaba bien y a las dos semanas la vuelven a internar”, contó a Salta/12 Felipe Juárez, padre de Clarisa, la niña fallecida. La familia vive en la comunidad La Quebradita, ubicada sobre la ruta nacional 34, a unos 700 metros del pueblo de General Mosconi, municipio del departamento San Martín.

El padre reconoció que durante esta última etapa de la internación, que según la información brindada por el Ministerio de Salud de la provincia se inició el 7 de junio, la madre de la nena (quien además está embarazada de seis meses), se fue con su hija del Hospital de Mosconi al “ver como trataban mal y retaban a los chicos”.

Al parecer, la mujer tuvo una discusión con una enfermera, aunque se desconoce cómo pudo haber sido ese intercambio, ya que la madre solamente habla en idioma wichí. En el Hospital, dijo Juárez, “no hay ningún traductor”. En ese ínterin, él estaba haciendo “unas changas” en una cortadora de ladrillos, dado que trabaja como jornalero mañana y tarde “para hacer alguna platita”.

Si bien la mujer volvió a su vivienda en la comunidad, cuando vio la llegada de la Policía se asustó y buscó esconderse y huir con la nena. Fue así que llegó hasta General Ballivián, otro municipio del departamento San Martín, en donde la niña finalmente falleció el 29 de junio. Al otro día un equipo sanitario fue alertado sobre la situación registrada en la comunidad de Corralito, de Ballivián, donde se encontraba la madre con su niña fallecida.

Según contó Juárez, desde Mosconi le comunicaron de esta situación y le dijeron que iban a llevar al cuerpo de la niña a la ciudad Orán para poder hacerle la autopsia.

“Me dijeron que iba a estar un día al mediodía, y recién la trajeron al otro día a las 6 de la mañana”, contó el padre. “Me la entregaron con el cuerpo incompleto”, lamentó.

Ayer, mientras hablaba con Salta/12, Juárez despedía a un equipo de sanitaristas acompañados por la Policía. “Me quieren llevar al otro chiquito”, contó sobre otro niño de 5 años que tiene con su pareja, y con quien esperan su tercer hijo en común. La mujer tiene otros dos hijos más menores de edad, “pero solo recibe el subsidio (la asignación universal por hijo), por uno solo”.

“Ellos quieren que yo lleve a otro chico más para llevarlo a Orán para traerlo incompleto capaz”, dijo el hombre quien afirmó que si no deja que lleven a su hijo es por lo que pasó con su nena ahora fallecida. “Ya nos han hecho acobardar con lo que pasó con mi hija. Y ahora la enfermera viene con policía. Qué es eso ¿Qué, vienen a examinar a un criminal en la casa? ¿Acaso no vienen a buscar un enfermo? Eso queda mal y hacen quedar mal a la gente”, afirmó.

La información del Ministerio

Según la información oficial brindada por la cartera sanitaria a Salta/12, Clarisa había recibido “atención mensual de agentes sanitarios del área operativa Mosconi”. Se hizo constar que “la familia, perteneciente a la Misión La Quebradita, era reticente a la atención sanitaria”.

En el informe se añadió que “al tratarse de una niña (bajo peso) que frecuentemente presentaba infecciones respiratorias, diarrea y, en ocasiones, vómitos, se planificó la atención en el Centro de Recuperación Nutricional (CRN) del hospital Juan Domingo Perón (de Tartagal, ciudad cabecera del departamento San Martín)”.

Se afirmó que el 7 de junio la niña fue internada en el Hospital de Mosconi para ser derivada al CRN, “pero sus padres la fugan”.

“El equipo de salud salió a la búsqueda de la niña por distintas misiones, no logrando encontrarla”, agrega la información oficial. Añade que entonces en Mosconi se hizo la denuncia policial en la que se indicó que “en varias ocasiones, los padres imposibilitaron que los agentes accedan a brindarle atención sanitaria a la niña”. El 29 de junio, una pariente de la niña alertó al equipo sanitario de que estaba ya sin signos vitales en Misión El Corralito.

El miedo de decir

Este medio pudo hablar con dos referentes cercanos a la comunidad que solicitaron mantener en reserva sus identidades. El pedido se justifica porque la posibilidad de que sufran represalias quedó expuesta luego de que se dejara sin un beneficio a una mujer de Fortín Dragones que visibilizó la situación de la última muerte por desnutrición reportada mediáticamente.

Según estos referentes, en La Quebradita y en las cerca de 14 comunidades originarias de la jurisdicción de Mosconi se contabilizó la muerte de 12 chicos desde el año pasado, aunque no está especificado si fue por desnutrición o también por otras causas.

Incluso contaron que hay movimientos sociales que están brindando alguna ayuda para la merienda y de los 70 litros de anchi (bebida dulce del norte que se hace a base de sémola), que se hizo este fin de semana “faltó” para la cantidad que querían acceder al alimento.

También volvió a surgir la situación que se vive por la falta de entrega de leche por determinación del gobierno nacional, que decidió incorporar una partida de dinero para que se compense el costo del insumo. Pero el valor está al menos tres veces por debajo de lo que se precisa para contar con ese alimento.

También sostuvieron que no hay suficientes recursos para tratar a los chicos ni se dan demasiadas explicaciones de qué hacen con ellos cuando se los llevan. Como sucedió en esta ocasión con la nena a la que le hicieron una autopsia y no les explicaron tampoco por qué era necesiaria ni por qué la entregaron como lo hicieron.

Estas últimas circunstancias son las que se intentan salvaguardar con la reglamentación y real aplicación de la Ley de Salud Intercultural que fue promulgada hace unos 8 años en la provincia. En este marco, un amparo presentado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) espera desde junio una resolución de la Corte de Justicia de Salta. Hasta ayer, según se pudo conocer, emitieron su voto dos de los ocho jueces que componen el máximo tribunal salteño. Página 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.