El Senado debatió el proyecto de aporte solidario de las grandes fortunas

Tras la aprobación de Diputados, la Cámara alta trató el proyecto en comisión el texto, con la presencia de la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Buscan que llegue al recinto, tras la prórroga de sesiones ordinarias.

El Senado comenzó este martes a debatir en comisión el proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de Grandes Fortunas, que busca recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios en el marco de la pandemia de coronavirus. El oficialismo pasó a la firma el dictamen, con el objetivo de poder llevarla al recinto tras la prórroga de sesiones ordinarias.

[{adj:129503} COMISIÓN DE PRESUPUESTO Y HACIENDA 24-11-20]

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara, que preside el senador oficialista Carlos Caserio, contó con la presencia de la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, que explicó los alcances del proyecto. “El aporte ofrece recursos para enfrentar un escenario de emergencia sanitaria, económica y social. No afecta la producción, sino que recae sobre la riqueza de los individuos. Es un aporte claramente progresivo”, explicó la funcionaria ante los senadores.

Además, puntualizó que el universo potencial total de personas humanas alcanzadas por el Aporte solidario y extraordinario asciende a 11.855 personas -poco más de las 9.298 que se había anunciado durante el debate en Diputados- de acuerdo a las nuevas estimaciones realizadas por la AFIP a partir de las Declaraciones Juradas presentadas por los contribuyentes para el período fiscal 2019.

También aclaró que “no será necesario que vendan inmuebles rurales para pagar el aporte. Quienes declaran ese tipo de inmuebles y están alcanzados por el aporte, los campos representan en promedio el 2,4% de su patrimonio. Los datos muestran que esos individuos tienen disponibilidades líquidas que son 25 veces superiores al impuesto que deben pagar”.

Tras la intervención de la funcionaria nacional, Caserio consideró que “esto que estamos haciendo es muy justo, es poco discutible, tuvimos que hacer una ley porque está todo muy desequilibrado y porque creemos que este aporte no le saca nada a nadie y le da mucho a los argentinos”.

En el mismo sentido, la senadora del Frente de Todos, Ana Almirón, indicó que «este es un aporte solidario y extraordinario, no es un impuesto. Tampoco es confiscatorio, como dicen acá, porque estos recursos se van a volcar a políticas públicas. Es un aporte mínimo de los que más tienen para ayudar a los que menos tienen».

A su turno, el senador oficialista Jorge Taiana también destacó que «lo que se está haciendo con esta ley es una cosa muy sencilla; hacer que, por una vez, los super ricos pongan una contribución mínima para lo que son sus activos para ayudar a salir de esta enorme crisis en la que estamos envueltos”.

De forma contraria, desde Juntos por el Cambio mostraron su oposición a la iniciativa, al igual que en la Cámara de Diputados. «Este es un impuesto inoportuno y desigual, siempre estamos discutiendo solo una parte de lo que significa la ejecución de las finanzas públicas. Es oportuno, además de discutir la generación de los recursos, discutir la calidad del gasto», puntualizó el senador Víctor Zimmermann.

En tanto, la radical Silvia Elías de Pérez, opinó que «este impuesto, que empieza siendo por única vez, va en contra de la creación de trabajo, estoy convencida de eso». Además, destacó que «la doble imposición, va a generar una judicialización, porque es lo mismo que el impuesto a los bienes personales”.

Por último, el senador mendocino Julio Cobos planteó que no le parecía correcto el camino a seguir ya que «va a estar lleno de impugnaciones y cuestiones judiciales». «No me gusta cómo está planteado este impuesto que va sobre todos los bienes. No vamos a acompañar este proyecto por las inconsistencias que tiene», cerró.

El proyecto fue aprobado en la madrugada del miércoles en la Cámara de Diputados, tras un debate de trece horas. Desde el interbloque de Juntos por el Cambio, en tanto, adelantaron que no apoyarán la medida del Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, repitiendo el comportamiento de sus pares de la Cámara de Diputados.

La iniciativa que establece la creación de un Aporte Solidario y Extraordinario para los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos tiene como objetivo recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios.

La recaudación se destinará a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia, apoyar a las PyMEs con subsidios y créditos, urbanizar los barrios populares con obras que empleen a las/os vecinas/os de cada barrio, hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar gas natural y financiar un relanzamiento del plan Progresar para que las/os jóvenes puedan seguir estudiando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *