El Municipio de Resistencia deslinda responsabilidades por obras irregulares en desagües pluviales y cunetas

Teniendo en cuenta los inconvenientes generados por las abundantes lluvias caídas durante la madrugada de este jueves, la Ciudad de Resistencia se deslinda de responsabilidades por la ejecución de obras de desagües pluviales y cunetas en diferentes zonas, delegadas a distintas cooperativas de trabajo, sin ningún tipo de control y que no cuentan con la correspondiente autorización municipal, así como documentación técnica del proyecto como establece la normativa vigente.

Durante este jueves el Municipio recibió numerosas denuncias de vecinos por anegamiento de calles y cunetas colapsadas, como el caso de la calle Fostherigan, desde avenida Soberanía Nacional hasta Dionicio Suero. En esta zona, una cooperativa de trabajo llevó adelante semanas atrás un reacondicionamiento de cunetas con materiales sin ninguna autorización municipal y sin supervisión profesional técnica.
Es por esto que desde la Secretaría de Planificación, Infraestructura y Ambiente del Municipio de Resistencia solicitan a los responsables de la ejecución de dichas obras que presenten la documentación correspondiente para su verificación y aprobación de permiso municipal. Por lo que resaltaron que se deben respetar las normas vigentes de construcción sobre la vía pública y la debida responsabilidad técnica ante estas intervenciones.

Además destacaron que a pesar de los reiterados esfuerzos e inspecciones que lleva adelante el personal municipal, las distintas cooperativas siguen sin respetar la normativa vigente y avanzan con este tipo de obras irregulares. Es por eso que se transmite el pedido a las distintas fuentes de financiamiento de dichas cooperativas para que, por favor, realicen los trámites de autorización municipal correspondiente para que esta inversión pública no sea perdida por culpa de una mala ejecución.
En ese mismo sentido, desde el Municipio reiteraron que ya existen repetidas denuncias de vecinos por la mala ejecución y calidad de estas obras, que generan inconvenientes por la acumulación de agua en cunetas que fueron construidas sin una inspección profesional técnica, sino también anegamientos (como en casos de cunetas mal hechas o que no funcionan por no respetar el sistema de drenaje de la ciudad) por impedir el escurrimiento de las aguas en días de lluvia lo que provoca el malestar de los vecinos en los distintos barrios de la Ciudad.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *