El Gobierno piensa incluir la modificación del Impuesto a las Ganancias en sesiones extraordinarias

El fin del proyecto es potenciar el mercado interno, dado que los principales beneficiarios de la medida serían trabajadores y jubilados, que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo.

Aunque a las sesiones extraordinarias les quedan poco tiempo porque terminan el 28 de febrero, el Gobierno intentará tratar la modificación del impuesto a las ganancias en ese período para conseguir que sólo paguen ese tributo los contribuyentes que perciban salarios brutos que superen los 150 mil pesos mensuales. El primero en comunicar la intención de modificarlo fue el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y PáginaI12 pudo confirmar que el presidente Alberto Fernández apoya la iniciativa, y que tanto Carlos Acuña como Héctor Daer, ambos líderes de la CGT, saldrán a respaldar públicamente.

Los cambios

El proyecto establece un nuevo piso para el tributo: de convertirse en ley, sólo lo pagarían aquellos contribuyentes que perciban salarios brutos que superen los 150 mil pesos mensuales. Beneficiaría a 1.267.000 personas que conforman el 63,4% de los contribuyentes que actualmente lo pagan en todo el país.

La iniciativa fue elaborada por Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, y cuenta con el apoyo de todos los aliados que integran el Frente de Todos. El líder del Frente Renovador la presentó el viernes pasado a última hora y tuvo la colaboración de los equipos técnicos de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) y del Ministerio de Economía para su confección definitiva. También incluye a las jubilaciones que superen los ocho haberes mínimos garantizados.

Fuentes oficiales aseguraron que el proyecto que ingresó con la firma de Massa busca beneficiar a una mayor cantidad de contribuyentes a nivel nacional y a la vez potenciar el mercado interno, dado que los principales beneficiarios de la medida serían trabajadores y jubilados, que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo.

Hasta fines de 2020, el Impuesto a las Ganancias afectaba a unas 2,3 millones de personas, el 25,6% del total de los contribuyentes en relación de dependencia. Con la actualización anual del impuesto, de acuerdo a la ley vigente a partir de enero de este año, 300 mil trabajadores dejaron de ser alcanzados por el tributo, ya que el piso para los solteros pasó a ser de 74.810 y 98.963 en el caso de los casados con dos hijos.

Con la propuesta de Massa, la cantidad de trabajadores y jubilados que dejarían de pagar el impuesto se incrementaría a más de 1.267.000. En consecuencia, si fuera aprobado, permitiría consolidar un esquema progresivo y sólo lo pagaría el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

Massa cree que la recuperación del ingreso es clave para el crecimiento de la economía este año y que sacarle el Impuesto a las Ganancias a más de 1.250.000 personas significa mejorarles la capacidad de compra y recuperar el ingreso.

“Debemos tener un sistema tributario más progresivo. Hoy paga más en proporción a su ingreso de Ganancias una enfermera o un barrendero que una empresa minera o un bingo”, dijo públicamente.

El esquema propuesto representa un esfuerzo fiscal de 40 mil millones de pesos.

El texto incluye además un aumento en las deducciones para quienes perciban entre 150.000 y 173.000 pesos, lo que les permitirá pagar menos de Ganancias.

Alrededor de 730 mil trabajadores que perciben más de 173.000 mil pesos continuarán pagando el impuesto sin cambios.

El proyecto oficialista está orientado a proporcionar un alivio fiscal a la clase media trabajadora y jubilados de todo el país.

Según cada sector, la cantidad de trabajadores a lo largo del país que dejarían de pagar serían: 178 mil (58%) de la industria manufacturera; 133 mil (65%) del transporte, logística y almacenamiento; casi 106 mil (74%) de comercio mayorista y minorista; 48 mil (46%) del sector financiero y casi 27 mil (54%) del rubro de la construcción.

La intención del Gobierno está. Ahora juegan el tiempo y la cintura del presidente de la Cámara de Diputados para conseguir los votos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *