Dólar: el mayorista abrió a $86,91, el blue se mantiene a $156

Este lunes el dólar blue abre en $ 156, el mismo valor al que cerró la semana pasada. En lo que va de 2021, la cotización del informal bajó diez pesos, mientras el resto de los dólares alternativos suben más rápido que el dólar oficial.

¿Por qué ocurre esto? En parte la estabilidad del blue se debe a que en las primeras semanas el mes se registró un aumento de la oferta en las cuevas que se relaciona con la operación de «hacer puré», es decir, comprar en el sistema legal para luego vender en el blue.

Esta vez, los impulsores del puré no son los pequeños ahorristas que todavía pueden acceder al cupo de US$ 200 mensuales. Para ellos, esta operación dejó de ser atractiva. El motivo es que el gap entre una y otra cotización es prácticamente nulo: hoy el dólar ahorro promedia los $ 152, mientras que el blue, en la punta vendedora, llega a $ 153.

Pero la historia es otra cuando se accede a los dólares financieros. Hoy el dólar MEP, que permite comprar a través de la bolsa porteña, cotiza en $ 146, mientras que el contado con liqui, la transacción para sacar divisas del país, llega a $ 150.

Si bien los márgenes no son tan marcados como en la era dorada del puré, donde se podían sacar más de $ 10 de diferencia, en este caso juega a favor que no hay límites de compra. Entonces el inversor puede llevarse US$ 1.000 en un día a $ 150.000 y venderlos a $ 153.000.

Esta operación se puede hacer varias veces en el mes, con lo cual los $ 150.000 originales van ganando volumen.

Pero en las últimas semanas, los bancos extremaron los controles. Marcaron estas operaciones seriales como «sospechosas» y algunos clientes comenzaron a recibir intimaciones para justificar el origen de sus ingresos y la legitimidad de la transacción.

La pregunta que sigue es si esto le restará oferta al blue y cortará la racha bajista del informal. Por lo pronto, lo que se cortó la semana pasada fue la racha compradora del Banco Central, que llevaba más de 20 ruedas adquiriendo dólares en el mercado. El viernes, la autoridad monetaria terminó la semana con un saldo negativo de US$ 125 millones, lejos de los US$ 400 millones a favor que había acumulado en las primeras semanas. La estacionalidad de alta demanda de pesos de diciembre y comienzos de enero ya empieza a cortarse y amenaza con elevar la presión sobre el mercado cambiario, en un contexto de inflación alta y tasas bajas que pegan sobre el dólar.

Este lunes, el dólar mayorista abrió en $ 86,91, una suba de 34 centavos. El minorista cotiza a $ 92,29 en el promedio de los bancos, lo que lleva al dólar ahorro a $ 152.

El dólar MEP sube 0,4%, a $ 146,4, mientras que el contado con liqui repunta 1%, a $ 150,3.

El riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide la sobre tasa que debería pagar Argentina por endeudarse, permanece estable en 1421 puntos básicos.

Tras los malos resultados de la semana pasada, el Merval tuvo un arranque positivo, con un alza de 1% y casi todo el panel en verde. Entre las pocas excepciones está YPF, que llegó a perder 18% en dos días tras el anuncio del avance del kirchnerismo sobre la compañía, aunque recuperó el viernes cerca de 7%. Este lunes vuelve a caer en torno al 2%.

Hoy es un día clave para la compañía que presentó un agresivo plan de reestructuración de la deuda. A través de una videoconferencia los acreedores darán su respuesta a esta propuesta.

En Nueva York, las acciones argentinas abrieron mixtas, con una ventaja de 1,7% para YPF.

Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *