Covid: 241.000 vacunas se descartaron y no pudieron aplicarse en Argentina

Son datos desde el inicio de la campaña de vacunación, en diciembre de 2020. Además, otras 4,7 millones de dosis van a vencer en los próximos seis meses.

La campaña de vacunación contra el coronavirus en Argentina se inició a fines de 2020, con la llegada del primer cargamento de Sputnik V al aeropuerto de Ezeiza, el 29 de diciembre de ese año. Desde esa fecha, se aplicaron 97.374.169 de dosis en todo el país, según datos el Monitor Público de Vacunación.

El 89,8 % de la población (40.664.771 personas) recibió la primera inyección contra el coronavirus y el 81,23 % (37.096.121 personas) completó el esquema inicial de dos dosis. Además, el 43% de la población se aplicó la dosis de refuerzo (16.644.526 personas).

Aún falta alcanzar a 17 millones de argentinos para que se apliquen las dosis adicionales de cara al invierno y frente a la posible suba de contagios de COVID-19 que los expertos esperan con la llegada de las bajas temperaturas.

De los inoculantes recibidos por el país, unas 241.000 dosis debieron descartarse y no fueron aplicadas desde diciembre de 2020, según supo Infobae.

Las dosis se tiraron a la basura por vencimiento de las vacunas, o problemas en la cadena de frío, inconvenientes con los envases, fallas de origen o roturas en los centros de distribución o vacunatorios.

Entre las dosis descartadas, unas 170 mil debieron desecharse por estar vencidas, algo que, obviamente, impide su aplicación. Es más, durante el próximo semestre, desde abril hasta octubre, se estima que unas 4,7 millones de dosis van a vencer, por lo que deberían ser utilizadas para no descartar los inmunizantes comprados y recibidos.

El Ministerio de Salud de la Nación fue consultado por Infobae, y al cierre de esta nota, las autoridades nacionales no dieron respuesta sobre la situación de las vacunas descartadas y sobre los inoculantes que están por vencer.

Argentina distribuyó a la fecha más de 110 millones de vacunas, de las cuales 105.004.184 fueron enviadas a todo el territorio nacional y 5.083.000 se donaron a otros países, según los últimos datos del Monitor Público de Vacunación.

Según los datos oficiales, de las 105.004.184 dosis distribuidas a las 24 jurisdicciones del país, se aplicaron 97.432.845 inyecciones, según los datos oficiales. Esto significa que hay unas 7,5 millones de dosis en stock para ser aplicadas, pero unas 4,7 millones vencerán antes de octubre.

De ese total de vacunas recibidas, 14.683.210 corresponden a Sputnik V (10.490.055 dosis del componente 1, y 4.193.155 del componente 2), y 6.296.125 a Sputnik V producidas en la Argentina por el laboratorio Richmond (1.634.875 del primer componente, y 4.661.250 del segundo). En tanto, 22.118.610 corresponden a Pfizer; 31.672.800 a Sinopharm; 29.643.700 a AstraZeneca; 11.258.660 a Moderna; y 1.704.000 a CanSino.

Los argentinos que aún no se aplicaron refuerzos

De las 17 millones de personas que aún no recibieron su vacuna de refuerzo, casi 780.000 son adultos mayores. Si se considera a la población que tiene entre 60 y 69 años, aún el 13,6% no se aplicó la dosis adicional. Son 482.890 personas. Entre los que tienen entre 70 y 79 años, el 6,9% (161.089 personas) tampoco lo recibió. Entre los de 80 y 89, el 11% (108.882 personas) aún tiene que aplicarse la dosis de refuerzo. Tampoco lo recibió el 11,3% de los mayores de 90 años (son 25.234 personas). Es decir que todavía hay 778.095 personas mayores de 60 años sin la tercera dosis de refuerzo en la Argentina.

El plan de vacunación en la Argentina

En Argentina como en el resto del mundo, la campaña de vacunación contra el COVID-19 se lanzó con un esquema de dos dosis para grupos priorizados, adultos mayores y personas con enfermedades de riesgo. A medida que se fueron recibiendo las dosis, se incorporó al resto de la población en diferentes momentos del año pasado.

En noviembre de 2021, se empezó a aplicar las terceras dosis, como adicional en algunos grupos como las personas inmunocomprometidas y mayores de 50 años que habían sido inoculados con la vacuna china Sinopharm, y como refuerzo para la población general al cumplirse 5 meses desde la aplicación de la última dosis del esquema inicial. Luego ese plazo se acortó a 4 meses.

En febrero de este año, se autorizó la aplicación del refuerzo en los adolescentes de 12 a 17 años.

Las últimas vacunas en llegar al país

El último cargamento con inoculantes que llegó a Argentina arribó el 6 de abril con 869.470 dosis de la vacuna del laboratorio Pfizer. Se trata de 562.770 dosis destinadas a población adulta y 306.700 para población pediátrica de entre 5 y 11 años.

De las 562.770 dosis para adultos, 299.520 se enviaron a Buenos Aires; 51.480 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 7.020 a Catamarca; 10.530 a Chubut; 18.720 a Corrientes; 10.530 a Formosa; 12.870 a Jujuy; 5.850 a La Pampa; 33.930 a Mendoza; 11.700 a Neuquén; 12.870 a Río Negro; 9.360 a Salta; 8.190 a San Luis; 5.850 a Santa Cruz; 60.840 a Santa Fe y 3.510 a Tierra del Fuego. Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.