Coronavirus: Argentina se prepara para el impacto de una nueva ola de contagios

Desde que se pasaron a informes semanales, los casos de Covid en el país crecieron exponencialmente. Qué hay detrás de los aumentos de casos.

Desde mediados del mes pasado, cuando las autoridades sanitarias anunciaron que los informes sobre casos de Covid pasaban de ser diarios a semanales, en virtud de la baja de casos, irónicamente estos comenzaron a subir exponencialmente, hasta alcanzar un 110 por ciento.

Más precisamente, desde el 17 de abril, el número de nuevos contagios pasó de 8.387 a 11.307 en el segundo reporte. La cifra se elevó a 11.443 el pasado domingo 1 de mayo y el domingo 8, que relevó los casos detectados durante la pasada semana, arrojó 17.646. De esta forma, los nuevos contagios de coronavirus se incrementaron en un 110%.

Por suerte, en el mismo lapso, el ritmo de vacunación también creció para todas las dosis disponibles en el país. Desde el 17 de abril hasta el 8 de mayo se aplicaron 59.683 primeras dosis, 185.707 segundas dosis y 1.615.390 terceras dosis, o dosis de refuerzo.

LAS CAUSAS DE AUMENTO DE CASOS

Desde la cartera sanitaria se recordó que “la vacunación, incluso con el refuerzo, no impide la adquisición de la infección» y se apuntó que «la efectividad para prevenir ante Ómicron es mucho menor que en los casos de Delta y Gamma».

Pero se aclaró que «el objetivo primario desde el inicio de la vacunación es prevenir casos graves, internaciones y muertes. Al tener a la población protegida, principalmente a la población mayor de 50 años, lo que se disminuye es el riesgo. Por eso es que estamos haciendo tanto hincapié en la necesidad de la aplicación de las dosis de refuerzo».

La Ciudad de Buenos Aires es uno de los distritos que más contagios presenta en las últimas semanas, el 70% de la población general recibió su dosis de refuerzo.

Por tanto, “era sabida esta suba de casos, ya que la variante Ómicron, y principalmente BA.2, que es la que está impulsando los contagios en el AMBA, son variantes tremendamente transmisibles”.

Por ello, se concluyó que “es totalmente esperable un aumento en el número de casos” y se insistió en que «las vacunas siguen demostrando efectividad en la disminución de enfermedad grave y mortalidad”.

Desde el Conicet, Jorge Aliaga coincidió en que “las nuevas versiones de Ómicron son maestras de la evasión inmune. Al igual que las versiones anteriores de Ómicron, tienen una capacidad notable para evadir la inmunidad de las vacunas, infecciones previas o ambas».

«Acá estamos entrando en el invierno, cuando suben los casos, y el mensaje, tanto de los gobiernos como de los medios de comunicación, es que ya no hay riesgo, y en consecuencia la gente no ventila los ambientes, y no usa barbijo aun estando cerca de otros y en lugares cerrados. La suba es lo esperable”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.