Complejos de oficinas: pasaron el golpe del Covid-19, pero la demanda cambiará

Las oficinas integran uno de los sectores más golpeados por el coronavirus, tanto por el vaciamiento que la cuarentena generó como por la determinación de las empresas de seguir activas con menos metros cuadrados y con home office. En ese marco, está la incógnita sobre cómo será el mercado inmobiliario corporativo una vez superada la pandemia.

Desarrollistas y brokers inmobiliarios aseguran que el problema es coyuntural; reconocen que la demanda actual es nula, pero aseguran que las empresas volverán con esquemas que combinen tareas presenciales y desde el hogar. Las oficinas Premium –más amplias y más fáciles de adaptar a los protocolos sanitarios– tendrán más chances de sobrevivir que las tradicionales, de menor tamaño y menos ventiladas.

En Córdoba hay 180 mil metros cuadrados de oficinas Premium, el volumen más importante del interior del país, que hasta 2019 estaba ocupado en su totalidad o con vacancias mínimas operativas, para asegurar el recambio. Ahora, a pesar de que la mayoría están vacías, porque la actividad administrativa sigue en cuarentena, la vacancia promedio es de sólo 10 por ciento, una cifra razonable para la crisis del sector.

Así lo destaca Juan Pablo Baca, analista de mercado de Coldwell Banker Argentina Uruguay: “El coronavirus aceleró cambios previos, como es el caso del home office, que las empresas lo venían implementando con sus colaboradores millennials. La vuelta será con un equilibrio entre lo presencial y las tareas remotas, priorizando lo práctico, económico y sanitario, con espacios libres y ventilados; por sobre las viejas formas de trabajo que aún tienen muchos lugares de trabajo tradicionales como ambientes cerrados o poco distanciamiento social”.

Según relevamientos que circulan en el mercado del real estate corporativo de Buenos Aires, si bien es nula la demanda de más metros cuadrados, sólo 15 por ciento de las empresas quieren reducir espacio en los próximos meses.

Cultura organizacional

En esto coincide Daniel Parodi, titular de Ciudad Empresaria, un complejo con más de 60 mil metros cuadrados de oficinas ocupadas por tecnológicas como Mercado Libre y McAfee, entre otras.

“Esto es coyuntural, vamos a tener un regreso de las empresas con 30 por ciento de su personal, para lo cual aplicaremos control de temperatura y sanitización de vehículos. Pero a mediano plazo las grandes compañías seguirán demandando oficinas porque necesitan transmitir una cultura organizacional, algo muy difícil de hacer a distancia; las más chicas están sufriendo y esas se van a trasladar a los coworking más espaciosos”, afirma el empresario.

Por su parte, Roque Lenti, presidente de GNI –desarrollista de Capitalinas, entre otras obras– asegura que “todavía no están definidos los estándares del mercado corporativo”. Mientras hay empresas que planifican reducir oficinas, otras como las tecnológicas buscan más espacio libre (el actual promedio de seis a ocho metros cuadrados por persona podría duplicarse), pero mezclando trabajo en la oficina y en el hogar. Eso les permite crecer en colaboradores sin necesitar más superficie.

“De los 4.500 metros cuadrados de oficinas y superficie comercial que desarrollamos en Cofico, sólo quedan libres 500 metros cuadrados, para el cual ya tenemos un pedido. También construimos un edificio en Colón y Domingo Zípoli de 12 mil metros cuadrados. Los clientes son empresas tecnológicas”, indica el desarrollista.

Mientras tanto, en esta coyuntura, tanto en las Premium como en oficinas tradicionales, empresas y profesionales piden rebajas en los alquileres, en las expensas y gastos comunes. “En el mercado inmobiliario en general, la morosidad ronda entre 25 y 30 por ciento. La mayor parte de esta mora la generan los locales comerciales y oficinas”, explica Agustín Tea Funes, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic).

Las empresas: Qué piensan los clientes

La cuarentena sirvió a las empresas para preguntarse cómo lograr el uso más eficiente de las oficinas. Así lo revela Daniel Gándara, a cargo del centro de desarrollo de software de Mercado Libre en Córdoba, con más de 5.000 metros cuadrados en Ciudad Empresaria, espacio actualmente casi vacío y con la mayor parte de los colaboradores en sus hogares. “Seguimos viendo útil y necesario el espacio de trabajo presencial para fortalecer vínculos y transmitir cultura, al tiempo que estamos validando el trabajo remoto y diseñando espacios seguros en las oficinas”, aclara.

Complejos de oficinas: pasaron el golpe del Covid-19, pero la demanda cambiará
Incógnita. Para el mercado, no está definida la tendencia en productos inmobiliarios corporativos. (Pedro Castillo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *