Comienzan a analizar las muestras de orina y sangre de Maradona para los estudios toxicológicos

“Sabemos que era un paciente hipermedicado, ahora veremos qué surge en los resultados”, dijo uno de los investigadores. Se recolectaron muestras de tejido adiposo, de pelos, y se hicieron varios hisopados.

Este jueves comenzarán a ser analizadas la orina y la sangre extraídas en la operación de autopsia de Diego Armando Maradona para los exámenes toxicológicos ordenados por la Justicia. También fueron preservados para su posterior estudio el corazón del astro futbolístico y muestras de tejido adiposo, de pelos y de otros elementos relevantes a la investigación.

Según informaron fuentes del caso, las muestras de orina y sangre serán remitidas durante el día a los laboratorios de la Policía Científica de San Martín, encargada de detectar si el exfutbolista tenía rastros de alcohol o algún tipo de droga, fármaco o sustancia tóxica.

“Sabemos que era un paciente hipermedicado, ahora veremos qué surge en los resultados”, dijo uno de los investigadores.

En la autopsia llevada a cabo este miércoles, los médicos también preservaron entero el corazón de Maradona –cuyo peso, informaron los especialistas, fue “el doble de lo normal”–, para los exámenes histopatológicos, que son aquellos en los que se analizan en forma microscópica los órganos y tejidos.

Además, se recolectaron muestras de tejido adiposo, de pelos, y se hicieron varios hisopados, todos elementos que serán enviados el viernes al laboratorio de la sede central de Policía Científica de La Plata.

La autopsia

La autopsia determinó que Maradona murió a las 12 del mediodía del miércoles 25 de noviembre como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada”. Se descubrió en su corazón una “miocardiopatía dilatada”.

La necropsia se hizo en la morgue del hospital de San Fernando, duró tres horas, fue filmada con dos cámaras y estuvo encabezada por el jefe del Cuerpo Médico de San Isidro, Federico Corasaniti, quien también fue el encargado de trasladar el cadáver del excapitán de la selección argentina desde la casa de Tigre donde falleció.

Además de Corasaniti, estuvieron presentes en la autopsia otros cuatro peritos oficiales: el director de Medicina Legal de la Policía Científica bonaerense, Carlos Cassinelli; el jefe de la morgue de San Isidro, Agustín Grimoldi; el jefe del Cuerpo Médico de San Martín, Alejandro Vega; y el jefe del Cuerpo Médico de La Plata, Javier Grubiza.

El médico Mario Schiter, quien ya había tenido como paciente al exfutbolista cuando estuvo internado en Uruguay y cuando se trató en Cuba, participó como veedor y perito de parte propuesto por la exmujer de Maradona, Claudia Villafañe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *