Cerruti destacó enorme trabajo de organizaciones sociales en momentos duros

La portavoz de la Presidencia dijo que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «jamás hablaría en contra» de esos movimientos sino que hizo un «planteo puntual».

La portavoz de la Presidencia destacó el «enorme trabajo de las organizaciones sociales en los momentos más duros de la Argentina» y dijo que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «jamás hablaría en contra» de esos movimientos sino que hizo un «planteo puntual».

En rueda de prensa en Casa de Gobierno, la portavoz destacó asimismo la gestión que viene desarrollando el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, en materia de política social y aclaró que «no es correcta» la información publicada por algunos medios en relación a 180 mil planes sociales.

Por otro lado, Cerruti negó que exista un «festival de importaciones», atribuyó su aumento al crecimiento económico y la necesidad del sector industrial de proveerse de insumos, al tiempo que advirtió que seguirá «con mucha cautela» su evolución.

Así lo señaló, luego de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se refiriera a un incremento de las importaciones, fenómeno que caracterizó como un «festival».

«Todas las opiniones y sugerencia son bienvenidas, sobre todo cuando vienen de la vicepresidenta», señaló Cerruti, quien sostuvo que «no hay ningún ruido» en el comercio exterior y que tanto en el primer semestre como todo el año finalizarán «con un récord de exportaciones».

Cerruti dijo que «hay una tirantez» entre las exportaciones y las importaciones debido a «la necesidad de algunos rubros industriales» de abastecerse de insumos.

Al respecto, indicó que el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, «mirarán con mucha cautela» la evolución del intercambio comercial, priorizando las importaciones «que tengan que ver con el régimen productivo» por sobre otras susceptibles de ser postergadas.

«Hay que ordenar para que la industria siga desarrollándose y tendrá que esperar un poco más aquello que no sea necesario ser importado en este momento», subrayó al respecto.

Asimismo, remarcó que del seguimiento de los doce rubros industriales identificados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en todos los casos «tenemos muchas más exportaciones que importaciones».

Ley de Alquileres

Por otro lado, Cerruti manifestó que en el Gobierno se espera que el Congreso no apruebe la iniciativa de bloques de la oposición para modificar la Ley de Alquileres, por considerar que contiene cláusulas «en contra de los inquilinos».

«Nuestro bloque se opuso al dictamen (de la oposición), vamos a dar la discusión en el recinto la semana que viene», anticipó Cerruti en su habitual conferencia de prensa semanal en la Casa Rosada.

En ese sentido, expresó su esperanza de que «el Parlamento no apruebe ese proyecto que deja a los inquilinos librados a lo que decidan dueños y las inmobiliarias».

«Hay cláusulas que creemos que son en contra de los inquilinos», sostuvo.

El miércoles, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados emitió dos dictámenes para reformar la Ley de Alquileres: uno de mayoría impulsado por el Frente de Todos (FdT) que propone mantener la actual norma y sumar beneficios fiscales para mejorar la oferta de viviendas, y otro propiciado por los bloques opositores en el que proponen que los plazos de los contratos sean a dos años y que el ajuste de los valores sea pactado entre las partes.

El despacho del oficialismo sumó 40 firmas de legisladores, mientras que el de la minoría -impulsado por Juntos por el Cambio (JxC), Frente de la Concordia, Interbloque Federal y el Interbloque de Provincias Unidas- recibió el respaldo de 39 diputados.

A lo largo del debate desde el oficialismo se insistió en que la solución no está en quitar derechos a los inquilinos, sino en sumar incentivos para mejorar la oferta de alquileres.

Desde la oposición, por su parte, dijeron que su propuesta apunta a eliminar una fuerte regulación que a su juicio generó que se hayan retirado del mercado propiedades en alquiler, si bien todos coincidieron en que el principal problema es el aumento de la inflación.

A lo largo del tratamiento el FdT defendió la ley sancionada en 2020 que establece contratos a tres años, actualización anual de los valores basado en un indicador promedio de la inflación que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y la variación salarial establecida en la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) del Ministerio de Trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.