Brote de variante delta: hay cinco imputados por la propagación en Córdoba

El fiscal cordobés Andrés Godoy, a cargo de la unidad creada para investigar los delitos sanitarios, imputó y ordenó la detención de cinco personas vinculadas al brote de coronavirus con la variante delta, que ya suma 20 contagios en esta ciudad y tiene a unas 260 personas aisladas mientras siguen los testeos. Podría haber más imputaciones.

Dos de los imputados son ciudadanos peruanos radicados en Córdoba; uno es el hombre de 62 años que llegó de su país y no cumplió el aislamiento. A ambos se los acusa por la violación del artículo 205 del Código Penal, que sanciona la propagación de una enfermedad. A las otras tres personas se les aplicó el artículo 202, que reprime al que contagia la enfermedad; son comerciantes que sabiendo que estaban infectados, abrieron sus negocios.

Godoy ordenó que todos sean alojados en un hotel dispuesto por el área de Epidemiología del Ministerio de Salud de Córdoba. Fue esa cartera la que ayer presentó la denuncia penal.

El hombre, de nacionalidad peruana y radicado hace tiempo en Córdoba, llegó el 19 pasado al Aeroparque Jorge Newbery desde su país, adonde quedó su esposa. Allí lo fue a buscar en auto un sobrino. El test de antígeno hecho en el aeropuerto le dio negativo, y quien lo trajo no se aisló porque no está obligado, aunque “se recomienda” hacerlo, según fuentes de Salud. Esa persona dio negativo en los exámenes posteriores.

El 21 de julio, se realizó el control telefónico y se programó el testeo correspondiente al séptimo día. El hombre comenzó con síntomas el 23 pero no consultó y el 26, cuando se le realizó el test para el alta, dio positivo. La variante delta fue identificada por el Laboratorio Central de la Provincia de Córdoba, el 27 a la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *