Asesinaron a golpes a un nene y detuvieron a la madre y a su novio

El niño había ingresado el martes a un hospital de la ciudad de Villa María con golpes en el cuerpo y la cabeza por un supuesto accidente doméstico.

La ciudad de Villa Nueva, en la provincia de Córdoba, está conmocionada por el asesinato a golpes de un nene de dos años: el chico falleció en los últimos días luego de haber sido llevado a un hospital por su madre y su padrastro, quienes aseguraron que había sufrido un accidente doméstico.

Todo comenzó el martes pasado, cuando Emiliano, según informó el portal Puntal Villa María, se encontraba al resguardo de su padrastro y fue ingresado en el Hospital Pasteur de Villa María, según indicaron su madre y la pareja de ella, por un supuesto accidente doméstico.

En ese centro de salud, y por la gravedad del cuadro, los médicos resolvieron su derivación al Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, en la capital provincial. En ese momento, según indicaron voceros judiciales a la agencia Télam, un familiar no directo del menor radicó una denuncia por el hecho en la Unidad Judicial de Villa María, y se inició una investigación.

El informe que elaboró la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil sostiene que los cuidadores del menor dieron «un relato inverosímil y discordante» y que de ninguna manera justificaba las múltiples lesiones que tenía el niño. Ese análisis señala que el maltrato fue «físico» y «grave» y que el pequeño sufrió un «traumatismo encefálico abusivo».

Por otra parte, Analía Stadelman, la jefa de Pediatría del Hospital Pasteur de Villa María, contó a Canal 12 que el niño «llegó en condición crítica, con convulsiones», y una «lesión cerebral», por lo que recibió asistencia inmediata, intubación y todo el tratamiento que intentó disminuir el edema en el cerebro. Finalmente, tras corroborarse que el menor presentaba muerte cerebral, el jueves falleció.

«Dialogamos mucho los pediatras con los padres», indicó Stadelman. «Y en este relato había una disociación con la causa que había originado la condición en la que llegó el niño. Posteriormente eso se corrobora con la magnitud de lo que había en la tomografía», agregó la profesional, que confirmó que había importantes sospechas de maltrato infantil.

Tras la muerte de E., el fiscal René Bosio de la Fiscalía de Instrucción de Tercer Turno, ordenó la detención de la madre del menor y de su pareja. Mientras tanto, la Justicia analiza el procesamiento de ambos por el delito de homicidio calificado.

Natalia, tía paterna del niño, publicó un sentido mensaje en su Facebook por la muerte de su sobrino y reclamo Justicia por el caso. «Llegó la noticia que nunca uno quiere saber. Escuchar a un hermano que te diga ME LO MATARON, es lo peor que escuché en mi vida. Emi nos dejaste con el alma destrozada y una familia arruinada. Vuela alto, muy alto y como dice Axel allá te va a estar esperando su papá Luis para cuidarte», escribió la mujer. «Nada nos lo va a devolver, lo único que pido es que la Justicia se encargue de hacer pagar a la o las personas responsables de que hoy ya no estés más con nosotros. ¡Te amamos mucho!».

Lucio Dupuy junto a su madre y la novia de esta, hoy acusadas por el crimen del nene

La muerte del niño se conoce justo a un mes de la muerte de Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado a golpes en la provincia de La Pampa y por el cual están detenidas su madre biológica, Magdalena Espósito Valenti (24) y su novia, Abigail Páez (27).

Lucio Dupuy murió en la madrugada del sábado 27 de noviembre, poco después de haber sido internado en el Hospital Evita de Santa Rosa. El chico de 5 años presentaba hemorragias internas muy graves, por lo cual fue imposible para los médicos poder mantenerlo con vida. Una vez realizada la autopsia, el equipo de forenses comandado por el doctor Juan Carlos Toulouse, detectaron que Lucio había sido víctima de golpes y torturas durante un tiempo prolongado.

El cuerpo presentaba un golpe fuerte producto, probablemente, de una patada, heridas compatibles con quemaduras de cigarrillos y múltiples mordeduras. Algunas lesiones eran antiguas, otras muy recientes. Por tal motivo, el equipo de fiscales que trabajó en la causa solicitó de inmediato la detención de la madre de Lucio, Magdalena Espósito Valenti, y de su novia, Abigaíl Pérez, a quienes se las acusó por el homicidio.

A principios de esta semana, Espósito Valenti rompió el silencio durante una de las audiencias judiciales y apuntó contra su ex pareja y padre del menor tras estar casi un mes detenida en un penal de la capital de San Luis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.