Argentina entró en default: se activaron los seguros por el no pago de la deuda

Cuando un país emite deuda, los que le prestan también contratan un seguro contra el «impago». Si ese país no cumple con sus obligaciones, entra en default y se activan esos seguros.

Es lo que acaba de ocurrir.

Bancos internacionales y fondos de inversión que conforman el Comité de Determinaciones de Derivados de Crédito de las Américas de seguros contra default coincidieron hoy por unanimidad declarar a la Argentina en default, por lo que se gatillarán pagos entre privados por unos 1.400 millones de dólares.

Esta declaración no afectará inmediatamente a la Argentina dado que se trata de la activación de acuerdos entre privados.

Entonces, el país no debe abonar ni un solo dólar por esta situación sino que son las aseguradoras las que deben pagar.

Una pregunta recurrente en esta instancia es si habrá cross-default (suspensión de todos los pagos a todos los acreedores) y aceleración de la deuda. Es decir, una situación similar a la ocurrida en 2001, cuando se anunció deliberadamente una cesación de pagos.

  • Fernández y «el dolor» por la economía que viene

Expertos del CMF Banco Corporativo explican que para que eso ocurra, el 25% de cada serie de los bonos tiene que votar que el país está en default, declarando el cross-default en su serie y por tanto haciendo exigible todo el flujo de pagos futuros (aceleración).

“Dada las instancias de las negociaciones con el Gobierno, es poco probable que los tenedores mayoristas lo hagan, mientras que los minoritas no tienen la capacidad técnica/económica de hacerlo”, señalan en el CMF.

Esta activación de seguros ocurre después de que el 22 de mayo pasado el gobierno de Alberto Fernández ejecutó su decisión de no pagar un vencimiento de 503 millones de dólares por los bonos globales AA21, AA26 y AA46.

Esos bonos forman parte del menú de papeles que el Gobierno intenta reestructurar en una negociaciones con acreedores que se inició extraoficialmente en el verano y formalmente el 21 de abril pasado, con acercamientos sin un entendimiento hasta el momento.

Comunicado

Según reportaron agencias internacionales con asiento en los Estados Unidos, el Comité de Determinaciones de Seguros contra Default (CDS, por sus siglas en inglés) votó 14 a 0 para realizar una subasta a fin de liquidar los swaps de default crediticio de Argentina.

En un comunicado, el Comité dijo que la Argentina incumplió el pago de intereses por 503 millones el mes pasado, después de que venciera el plazo de gracia de treinta días que rigió por contrato.

En una semana se pagarán entonces aproximadamente unos 1.400 millones netos de swaps de default crediticio para la nación sudamericana, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés).

El comunicado del Comité dice que los votos para declarar a la Argentina en default fueron del vinieron de Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citi, Credit Suisse, Goldman Sachs, JPMorgan, Deutsche Bank, Mizuho, Citadel, Pimco, AllianceBernstein, Cyrus Capital y Elliott Management. El Bank of America junto al HSBC ofician de agentes colocadores en el proceso de reestructuración de deuda, dado que fueron contratados por el ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán..

Apoyo del FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) avaló este lunes la nueva propuesta de Argentina para reestructurar su deuda y señaló que existe «un margen limitado» para que mejore la oferta a sus acreedores privados.

«El análisis del personal técnico demuestra que la propuesta revisada de reestructuración de la deuda de las autoridades argentinas sería consistente con el restablecimiento de la sostenibilidad de la deuda con alta probabilidad», sostiene un informe publicado por el FMI en Washington.

El comunicado señala en tanto que «existe solo un margen limitado para incrementar pagos a los acreedores privados y al mismo tiempo cumplir con los umbrales de deuda y servicio de la deuda estimados por el personal técnico del FMI».

A pedido de las autoridades argentinas, el Fondo Monetario evaluó la propuesta revisada de reestructuración de la deuda del 26 de mayo, en medio de las negociaciones con los poderosos fondos de inversión que poseen los bonos a canjear.

La propuesta revisada que presentó la semana pasada el Gobierno nacional reduce a dos años el período de gracia de tres años inicialmente pretendido por Argentina, mantiene similares tasas de interés para los nuevos bonos, acorta levemente la duración de los nuevos títulos y agrega al menú un bono en dólares.

La entidad financiera multilateral subrayó este lunes en su comunicado que el país suramericano necesita reestructurar «la carga insustentable de su deuda pública» y sostuvo que «restablecer la sostenibilidad de la deuda pública con alta probabilidad es esencial para que Argentina regrese a un crecimiento económico sostenible e inclusivo».

wall_street_1591035314.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *