Alerta Covid-19: la nueva cepa británica se expande a más países

En ocho países de Europa y en Japón registraron casos de la cepa que se detectó en Gran Bretaña. La variante es considerada altamente contagiosa.

La nueva cepa de coronavirus, cuyo hallazgo fue confirmado hace menos de una semana por el Reino Unido, ya fue detectada en al menos ocho países europeos, afirmó hoy el jefe de la oficina para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, además de Japón en Asia.

«Ocho países de la región europea identificaron la nueva variante de Covid-19 VOC-202012/01; es vital reforzar las medidas de protección existentes», escribió Kluge en su cuenta en Twitter.

El funcionario remarcó que es necesario respetar el distanciamiento, usar barbijo y permanecer en las llamadas «burbujas de apoyo», que permiten formar un círculo social fijo mientras se mantengan vigentes las medidas restrictivas, a fin de evitar la exclusión social.

Kluge agregó que la nueva cepa, a diferencia de las anteriores, probablemente se propague entre grupos de edad más joven, y subrayó que es necesario continuar reforzando las medidas de restricción mientras se estudia esa mutación, según la agencia de noticias Sputnik.

El sábado pasado, autoridades sanitarias del Reino Unido confirmaron la presencia en el sur del territorio británico de una nueva cepa de coronavirus que se propaga con más rapidez y podría ser hasta 70% más contagiosa.

No obstante, los primeros estudios reflejaron que no hay evidencia de que esa variedad provoque síntomas más graves, aumente la letalidad de la enfermedad ni reduzca la respuesta de los anticuerpos ni la eficacia de las vacunas.

Dos días después, la OMS informó que la nueva cepa ya había sido detectada también en otros países, incluidos Australia, Dinamarca, Italia, Islandia y los Países Bajos.

Paralelamente, otra nueva cepa de coronavirus fue encontrada en Sudáfrica, cuyo ministro de Salud, Zwelini Mkhize, afirmó hoy en un comunicado que no había «pruebas» de que fuera «más contagiosa que la variante del Reino Unido».

Desde el fin de semana pasado, numerosos países suspendieron los vuelos procedentes del Reino Unido y Sudáfrica, y otros reforzaron los protocolos sanitarios para las personas que lleguen desde esos países, con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

El ministerio de Salud de Japón confirmó cinco casos de la variante inglesa de la Covid-19 entre un grupo de pasajeros provenientes de Gran Bretaña.

Se informaron sobre esas infecciones en el aeropuerto de Haneda, en Tokio y en el aeropuerto de Kansai en Osaka.

Hay cuatro hombres y una mujer, todos menores de 70 años, que se encuentran actualmente en régimen de aislamiento.

Es la primera vez que se registran casos de la cepa considerada altamente contagiosa en Japón, y ahora las autoridades sanitarias japonesas están trabajando para rastrear los movimientos de las cinco personas que dieron positivo, evaluando los contactos que tuvieron antes de la prueba positiva.

Desde ayer el gobierno de Tokio ha impuesto la prohibición a los turistas extranjeros de ingresar al país en vuelos provenientes del Reino Unido por motivos de trabajo o estudio.

Los ciudadanos británicos en posesión de un permiso de residencia en Japón aún podrán regresar, al igual que los ciudadanos japoneses, sometiéndose a un hisopado dentro de las72 horas anteriores a la salida del vuelo.

En la semana también causó preocupación la aparición de otra mutación en la brasileña Río de Janeiro, pero hasta el momento se desconoce qué tan grave puede ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *