Accidente fatal: hallaron muerto al hombre y las mujeres se salvaron

Un vehículo con cinco ocupantes fue arrastrado por la corriente en la noche del miércoles en medio de una fuerte tormenta; también murieron los dos hijos menores de la familia, de 6 y 11 años

MENDOZA.- La provincia cuyana no sale de la conmoción por una nueva tragedia vial en la alta montaña. No solo fallecieron los dos niños que viajaban en el auto arrastrado por la crecida del río Blanco, en la localidad de Potrerillos, sino que los equipos de rescate encontraron en las últimas horas el cuerpo de su papá, quien conducía el vehículo, a más de 5 kilómetros del mortal incidente. En tanto, la mamá y la hermana mayor de los pequeños, que fueron encontradas con vida en el interior del coche mientras se hundía, ya se encuentran fuera de peligro, bajo asistencia psicológica por el profundo shock de lo vivido.

El triste hecho, que enluta a la provincia, se produjo pasadas las 22 del miércoles, en medio de la tormenta de fuertes vientos y lluvias. Un llamado al 911 advirtió el dramático caso que se produjo en la avenida Los Cóndores, pasando el puente de la ruta 7, en Potrerillos. La inundación de los badenes de la zona produjo el vuelco del vehículo que conducía Oscar Alfredo Caliva (42) junto a su familia, y el posterior arrastre por las aguas del río, quedando atrapados en el interior.

De acuerdo con la información obtenida por LA NACIÓN, en la pesquisa se sostiene que el hombre, con domicilio en el partido de La Matanza, en Buenos Aires, pero con varios años viviendo en la zona montañosa de Mendoza, pudo haber salido despedido al precipitarse el auto en el afluente, ya que fue la única persona que no se logró localizar en los primeros trabajos de rescate. De hecho, en el auto, un Fiat Palio, yacían los pequeños Maku Caliva, de 6 años, y Alika Anir Caliva, de 11. En tanto, su mamá, Anahí Olivares y su otra hija, Kiara Caliva, de 17 años, fueron encontradas con vida también dentro del rodado.

Así, los bomberos, con la ayuda de un vecino de la zona que circulaba en una camioneta 4×4, lograron rescatar a los dos menores, en delicado estado de salud, con pulsos débiles. Luego de las tareas de RCP (Reanimación Cardiopulmonar) se constató que los hermanitos no respondían a las maniobras de resucitación, dando negativos todos los intentos. A su vez, se produjo el salvataje de la adolescente y la progenitora, quienes fueron trasladas al hospital Central, en la capital provincial, pero al conductor no lo pudieron divisar. “Arribaron dos ambulancias del SEC, a cargo de los doctores Miranda y Del Rio, constataron los decesos de los menores. Se realizo un rastrillaje en la zona en procura del conductor del rodado, pero debido a la abundante lluvia, se suspendió la búsqueda”, sostiene la información policial de la madrugada. Luego, cuando amaneció y mermaron las precipitaciones, se restablecieron los trabajos de los equipos de rescate. Finalmente, a media mañana de este jueves, los especialistas lograron dar con el cadáver de Caliva, en la ruta 89, en el cauce, a 300 metros de la comisaría 53 de Potrerillos, a más de 5 kilómetros del lugar del fatal siniestro.

En el caso de las mujeres que lograron salvar sus vidas, ya se encuentran en mejor estado de salud, aunque el impacto de lo vivido motivó el accionar del personal de salud mental para darles contención de inmediato. “Ingresan por politrauma; ambas conservan un buen estado general con algunas heridas cortantes menores. Fueron evaluadas por Neurocirugía y no poseen conducta quirúrgica. Quedan internadas en sala común ya que están muy shockeadas por lo que serán evaluadas por salud mental. Se espera evolución”, señala el comunicado del efector sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.